UPR

El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Haddock.

El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Haddock, aseguró hoy que bajo su administración no se toman represalias contra empleados. 

Esto luego de que el presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Ángel Rodríguez Rivera, radicó una querella ante la Comisión de Derechos Civiles contra la UPR por iniciar un proceso de investigación en su contra tras realizar unas expresiones en contra del nombramiento en propiedad de la rectora de Cayey, Glorivee Rosario Pérez. 

En la querella radicada el viernes pasado, Rodríguez Rivera indicó que recurrió a la Comisión de Derechos Civiles porque “soy objeto de acción disciplinaria de parte de mi patrono por expresiones públicas que realicé”. 

A su salida de una reunión en La Fortaleza, Haddock indicó que “esa querella no ha llegado donde nosotros. Así que sería irresponsable yo comentar al respecto, pero yo le aseguro que bajo mi administración la represalias no existen. Toda querella que llega donde nosotros irrespectivamente de la persona, se atiende por el Departamento de Asuntos Legales siguiendo la reglamentación de la UPR”.

“Hubo un pedido —en un momento— de la rectora que se le da paso para que proceda, pero la querella como tal no ha llegado a donde nosotros”, dijo.