vr-11-04-004elbaaponteft.jpg

La nueva presidenta de la Asociación de Maestros, Elba Aponte Santos, detalló cuáles serán sus prioridades como líder de esta organización. >Suministrada

A escasas horas de haber juramentado como nueva presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Elba Aponte Santos admitió a EL VOCERO que le interesa que la Asamblea Legislativa investigue el masivo cierre de escuelas que encabezaron la entonces secretaria de Educación, Julia Keleher y el hoy exgobernador Ricardo Rosselló para lograr los ahorros que requirió la Junta Federal de Control Fiscal. 

Aponte Santos, de 38 años y maestra de educación especial, resultó elegida con el voto de 354 delegados de la organización magisteral, de un total de 479 que participaron de la asamblea anual ordinaria el sábado. El evento contó con la participación de la ahora expresidenta Aida Díaz, quien fue líder de la asociación durante casi 18 años.

Las minorías políticas en la Cámara y el Senado han presentado sin éxito múltiples resoluciones para que se investigue el cierre de más de 400 planteles en lo que va de cuatrienio. La clausura de escuelas fue una de las principales medidas contenidas en las diversas versiones del plan fiscal confeccionado por la junta federal para lograr ahorros en el gobierno central.

“Definitivamente me gustaría conocer cuáles han sido los logros de ese cierre de escuelas porque lo que veo es que ha sido dañino totalmente. Ahora mismo en las escuelas hay hacinamiento y los niños de educación especial no tienen esa misma individualización porque no hay los espacios”, expresó la líder de la AMPR.

De hecho, el secretario de Educación, Eligio Hernández, no ha podido precisar cuánto dinero han ahorrado con los cierres de escuelas. Mientras que la directora ejecutiva de la junta fiscal, Natalie Jaresko, requirió recientemente información detallada sobre los planteles cerrados y los gastos de mantenimiento en esas estructuras porque, a su juicio, no se han logrado los ahorros esperados.

La nueva líder magisterial detalló que vivió de cerca el proceso de cierre de escuelas. “Vi a niños llorar y a padres sufrir porque le cerraban su escuelita aledaña. Así que ahora mismo para mí es importante que se haga esa investigación porque ha provocado daños y creo que debería ser lo contrario y permitir que los niños tengan acceso a la educación y oportunidades”, comentó.

Para Aponte Santos, el cierre de escuelas también trajo problemas de violencia en los planteles y de movilidad para los padres. “Las familias no están conectadas con las escuelas y a largo plazo podemos ver que se podrían intensificar los problemas de violencia que estamos viviendo en la Isla”, sostuvo.

“Así que para mí es crucial y de prioridad que eso (el cierre de escuelas) se investigue y se le estará dando seguimiento a ese tema”, enfatizó.

Otros temas de particular interés para la nueva presidenta de la AMPR es el aumento salarial para los maestros transitorios y buscar alternativas para el retiro. “Estamos abiertos para el diálogo con el gobierno y nuestro secretario y buscar alternativas para el magisterio”, afirmó.

Indicó que en estas primeras semanas buscará reunirse con cada oficina de la organización y los directorios “para ver en qué estamos”.

“No” a medida de educación especial

De igual forma, mantuvo su oposición a un proyecto cameral que persigue crear la Ley para la Educación de los Niños y Jóvenes con Discapacidades. La medida, de la autoría del representante novoprogresista Rafael “June” Rivera, es atendida por el Senado y podría recibir enmiendas, supo EL VOCERO.

“Los niños de educación especial merecen un servicio de calidad y que se atiendan sus necesidades. Entiendo que la ley vigente está completa y la ley federal también, así que me enfocaría en que se puedan cumplir las leyes y que los servicios se agilicen”, manifestó Aponte Santos, quien es maestra de educación especial y profesora universitaria.