UPR

La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR), canceló hoy la reunión que tenía pautada para las 4:00 p.m., donde se escogería el presidente interino del primer centro docente del país, ante la destitución de Jorge Haddock Acevedo, que se hace efectiva el 31 de julio.

Más temprano, se había discutido un informe del Comité de Búsqueda donde se recomendaba el nombramiento del exrector del Recinto de Utuado, César Cordero Montalvo, pero este no contaba con los votos necesarios.

Cordero Montalvo, así como la catedrática en Química del Recinto de Río Piedras, Ingrid Montes González, habían sido los dos candidatos que pasaron a una segunda ronda en el proceso de evaluación de la junta. Ambos habían sido entrevistados por el comité.

Al momento no se ha informado cuándo se hará el nombramiento del nuevo presidente o presidenta interina, una fuente de EL VOCERO había indicado que se había adelantado para hoy la selección, para dar más tiempo a que se lleve a cabo una transición ordenada. Anteriormente, la fecha pautada era la del viernes, 23 de julio.  

“La universidad siempre se va en un receso administrativo la última semana de julio donde ya prácticamente los procesos rutinarios se han atendido de forma responsable”, sostuvo la fuente. 

Esta noche, la Junta emitió un comunicado de prensa donde indica que el comité -que tiene la encomienda de evaluar los candidatos a presidente interino de la institución- continuará con sus trabajos con la intención de tener un informe de recomendación para el ente rector antes del 31 de julio.

El Comité está compuesto por el presidente de la Junta de Gobierno, Emilio Colón; la vicepresidenta Mayda Velasco; la representante claustral, Margarita Villamil; el representante estudiantil Eliud Rivas; y el licenciado Antonio Monroig. 

“Los miembros de Comité nos impusimos un calendario agresivo para llevar a cabo ágilmente los trabajos de evaluación y nuestra intención sigue siendo poder contar con un presidente interino para el 31 de julio. Teníamos el 23 de julio como fecha autoimpuesta para presentar un informe ante la Junta de Gobierno. Hoy tuvimos una discusión amplia sobre un informe preliminar y continuaremos con los trabajos para poder presentar prontamente un informe final con nuestras recomendaciones definitivas para la Junta de Gobierno”, expresó Velasco, en declaraciones escritas.

Por su parte, el presidente de la Junta de Gobierno dijo que la meta sigue siendo lograr identificar prontamente "a un candidato de consenso que tenga amplia experiencia administrativa, historial de servicio en nuestro centro docente y la capacidad para acometer los retos fiscales y operacionales que enfrenta la institución, entre otros criterios que son clave en esta coyuntura en la que se encuentra la UPR”, indicó. 

“Históricamente, la Junta de Gobierno, en situaciones de selección de presidente interino determina directamente cuál será la persona que ocupará el interinato, puesto que el reglamento solo dispone el proceso que debe seguirse para la selección de un presidente en propiedad", dijo. 

"Esta Junta ha querido ejecutar una iniciativa en la que, a través de los representantes de la comunidad que forman parte de este cuerpo, se presentaran candidatos aunque reglamentariamente no se requiere para esto un proceso de consulta. Es una forma distinta de llevar el proceso y quisiéramos culminarlo de este modo. La comunidad ha tenido participación inusual en esta etapa a través de sus representantes en la Junta de Gobierno, que a su vez son parte del Comité”, explicó Colón. 

Este fue enfático en que la Junta confía en la capacidad del equipo administrativo para darle continuidad y estabilidad a las operaciones y la gestión administrativa del sistema universitario. Asimismo, reiteró que la asignación de fondos federales y el manejo de dichos fondos no está en peligro con la salida del actual presidente.

“La Universidad ha atravesado antes por cambios en la presidencia sin que ello suponga un quiebre en los trabajos ni en la continuidad de las operaciones. Esta vez no es diferente de las otras ocasiones en las que el sistema atraviesa por un cambio de jefatura”, agregó. 

Inicialmente, se evaluaron para el cargo varios candidatos. Según fuentes de EL VOCERO estos candidatos son: Montes González, Cordero Montalvo, Arturo Avilés, Daniel Alstchuler, Ingrid Padilla, José Lasalde y José Rodríguez Orengo. Culminada la evaluación, solo pasaron a la segunda ronda los profesores Montes González (de química) y Cordero Montalvo (de física), según la fuente.

Reacciona catedrático a destitución 

Recientemente, se dio a conocer que la Junta de Gobierno de la UPR había destituido al presidente de la institución. Ayer, el profesor Emilio Pantojas, catedrático de Sociología del Recinto de Río Piedras, reaccionó a la destitución de Haddock.

“Yo había escrito una columna donde decía que el presidente debía renunciar porque el retiro de la acreditación de los programas de neurocirugía y otros programas son un reflejo en la poca efectividad de su administración. Él no es el responsable directo, pero es el responsable en última instancia”, dijo Pantojas.

“Él es la última fuente de autoridad. Hay una vicepresidencia para acreditación, de la cual es él totalmente responsable y el objetivo específico de esa vicepresidencia, que se creó bajo García Padilla, es monitorear todas las acreditaciones del Recinto. Así que, si esa vicepresidenta no estuvo al tanto y si ese presidente no supo darle supervisión, eso es causa para despido. Primero que nada, debió haber renunciado, pero es causa para despido”, añadió Pantojas, en entrevista con EL VOCERO.

El profesor destacó que presidir la universidad no es fácil sobre todo en un momento como este donde se le ha quitado a la universidad mas de la mitad de la aportación del gobierno a su presupuesto. “Originalmente era un 80% o 90% del presupuesto de la universidad porque hay otros ingresos, ingresos propios, de programas federales, etcétera, pero en este momento el problema es que nadie tiene razón nadie tiene la solución”, sostuvo.

Mencionó que por razones demográficas la población que llega a la UPR se ha reducido y, por lo tanto, considera que tener 11 recintos no se justifica. “Al menos seis de esos recintos pequeños los puestos se reparten como parte del botín de guerra. Yo conozco personalmente dos casos: uno en Carolina y otro en Utuado donde se le dio la rectoría a candidatos que corrieron uno en Río Piedras y otro en Mayagüez y como premio de consolidación le dieron la rectoría de Utuado y la rectoría de Carolina”, afirmó.

“Por lo tanto, ser presidente es muy difícil porque no hay manera de ganar. La Junta (de Control Fiscal) por un lado está pidiendo que se cambie el sistema de pensiones a uno de beneficios fijos a un sistema de aportación y quiere también que recorten el plan médico, cosa que es una gran injusticia porque los profesores y empleados universitario ganan muchísimo menos que sus contrapartes en los Estados Unidos”, dijo.