Dr. Enrique Vázquez Quintana

Al Dr. Enrique Vázquez Quintana los responsabilizaron por causarle demencia a una paciente luego de una cirugía. >Archivo / EL VOCERO

La batalla legal del doctor Enrique Vázquez Quintana por un caso de supuesta impericia médica, al igual que las fallas en el sistema judicial de Puerto Rico y Estados Unidos, son recogidas en 40 capítulos del más reciente libro del galeno titulado “Del Estrado al Banquillo de los Acusados”.

Al médico se le responsabilizó por haber causado Alzheimer a una paciente luego de extirparle la tiroides.

“El libro surge de la demanda. Yo perdí en los tres tribunales de Puerto Rico un caso de que le causé demencia a una señora en una operación de tiroides que resultó con el calcio bajo. Esa decisión la considero una aberración judicial basada en un error craso del Tribunal Supremo de Puerto Rico que es el que finalmente decide, y eso equivale a lo que se llama prevaricación que es una decisión que no puede ser corroborada bajo ningunas otras circunstancias porque ellos hicieron una sentencia que es para mí nada más”, afirmó Vázquez Quintana en entrevista con EL VOCERO.

Asegura que la sentencia del Tribunal Supremo en su caso lo convierte en el único cirujano “del mundo” que puede causar demencia en una operación.

“Y no quiero marcharme de este planeta con el peso en mi conciencia de que yo soy la única persona que causa demencia en una operación. Por eso demandé a jueces del Supremo, uno del Apelativo y uno de Primera Instancia, en la Corte Federal, porque no conseguí abogado. Llevé el caso por derecho propio y me estoy defendiendo yo solo porque los abogados les tienen miedo a los jueces y eso es una de las cosas que propongo en el libro que hay que cambiar porque de cada desgracia que le pasa a uno, puede sacar cosas positivas y recomiendo cómo se deben nombran los jueces en Puerto Rico”, sostuvo.

Insistió en que se debe despolitizar el sistema judicial de la Isla.

El 23 de mayo de 2019, Vázquez Quintana demandó en el Tribunal Federal a las exjuezas del Tribunal Supremo en Puerto Rico, Liana Fiol Matta y Anabelle Rodríguez, al igual que a los actuales jueces Maite Oronoz, Erick Kolthoff y Roberto Feliberti. En su demanda incluyó al juez del Tribunal de Apelaciones, José Alberto “Beto” Morales, y la jueza del Tribunal de Primera Instancia Gloria Soto Burgos.

Vázquez Quintana buscaba en el foro federal que los jueces demandados lo compensaran económicamente con $100 mil, que se le restaurara su prestigio y credibilidad, y que el juez federal Jay García Gregory obligara al Tribunal Supremo de Puerto Rico a emitir una orden para que se revise la decisión que le provocó una “mancha” a su prestigio.

García Gregory desestimó el pleito. Vázquez Quintana dijo que la petición de recusación del juez está pendiente ante el Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito.

“Yo quiero probar, y eso está en el libro, que por evidencia circunstancial los errores que hizo el Apelativo y el Supremo fue para castigarme porque le gané la demanda a una abogada que me puso una demanda frívola y se la gané, y esa señora tenía que pagarme $184 mil por daños morales y económicos, y no me ha pagado”, detalló.

El libro cita entre 14 y 15 publicaciones sobre la justicia y los casos en Estados Unidos. Está a la venta en Medical Books, en la avenida Américo Miranda, y el 16 de octubre será presentado en la Iglesia Stella Maris, en Condado.