Argentina autoriza uso de vacuna británica AstraZeneca

En esta imagen del 6 de junio de 2020, una voluntaria de la Cruz Roja le toma la temperatura a un hombre en el barrio de Fraga durante el cierre ordenado por el gobierno para frenar la propagación del nuevo coronavirus en Buenos Aires.

BUENOS AIRES — El gobierno argentino habilitó a las provincias a restringir desde el viernes la actividad comercial y la circulación de personas bajo ciertos parámetros epidemiológicos para contener el incremento de contagios del nuevo coronavirus.

Un decreto publicado en el Boletín Oficial define los criterios sanitarios por los cuales los distintos gobernadores pueden tomar las medidas pertinentes adaptadas a su realidad.

"Los casos están aumentando", advirtió previamente el jefe de gabinete, Santiago Cafiero.

El decreto señala que existe "alto riesgo sanitario" que amerita por parte de los gobernadores de las distintas jurisdicciones adoptar normas de limitación de la circulación cuando se produzcan ciertos parámetros sanitarios. Agrega que las autoridades provinciales y de la ciudad autónoma de Buenos Aires "deberán priorizar la limitación de la circulación en el horario nocturno, dado que, a partir de la experiencia nacional e internacional, se ha podido establecer que las actividades que conllevan alto riesgo de transmisión son las que implican contacto estrecho prolongado en espacios cerrados con escasa ventilación o abiertos que involucran la concentración de personas, dificultan el uso de tapabocas/ nariz y el mantenimiento de la distancia física".

En las últimas semanas se han sucedido las multitudinarias reuniones y la celebración de fiestas clandestinas en plena temporada estival en distintos puntos turísticos del país.

Los encuentros no se producen únicamente por la noche.

El decreto delega en las provincias las adopciones de medidas cuando se cumplan los siguientes parámetros sanitarios: "que la razón de casos, definida como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos, sea superior a 1,20".

También que el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100,000 habitantes sea superior a 150.

La crisis que dejó la cuarentena que se extendió desde marzo hasta noviembre llevó a los gobernadores a solicitarle al Ejecutivo seguir determinando sus propias reglas en el marco de la pandemia.

En ese sentido, Cafiero recordó que en un decreto previo vigente hasta el 31 de enero "se delega la facultad a gobernadores de poder tomar medidas de restricción de actividades y de circulación".

Algunas provincias, como Chaco y La Pampa, comenzaron a aplicar hace unos días normativas más severas ante el agudo aumento de casos de Covid-19.

En algunos casos supone el funcionamiento de bares y restaurantes durante una franja horaria más acotada y en plenas vacaciones, cuando el sector gastronómico esperaba recuperarse de la crisis económica generada por la pandemia.

Otras provincias, sin embargo, han anunciado que no van a aplicar más limitaciones a la circulación por entender que tienen la situación sanitaria controlada.

En tanto, las autoridades de la capital anunciarán en las próximas horas las decisiones que van a tomar al respecto, que contemplarían un horario más limitado para el funcionamiento de bares y restaurantes.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, señaló en tanto que "la temporada de verano sigue, pero extremando los cuidados... Es un punto de inflexión; de esto va a depender lo que venga para más adelante".

El sector gastronómico advirtió que más restricciones empeorarán aún más su situación económica y afirmó que la actividad que desarrolla bajo protocolos sanitarios no ha incidido en el aumento de contagios de los últimos días y lo atribuyó a las manifestaciones sociales y políticas que tuvieron lugar en diciembre, así como las fiestas navideñas.

El Ministerio de Salud informó el jueves 13,835 nuevos contagios a nivel nacional para un total de 1.69 millón desde que estalló la pandemia en marzo de 2019. Los fallecidos ascienden a 44,122.

Argentina está en el puesto 12 de países con más casos de Covid-19. La preceden, en orden de mayor a menor registros, Estados Unidos, India, Brasil, Rusia, Reino Unido, Francia, Turquía, Italia, España, Alemania y Colombia, según la Universidad Johns Hopkins.