bebidas

La Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública reportó que, en el país, hasta ayer, aumentó 132 la espiral de muertes a causa de consumo de bebidas adulteradas con metanol y otros productos de uso popular fabricados de manera clandestina.

Explicó que 343 personas se han intoxicado con el producto y la mayoría de las víctimas proceden del estrato social muy humilde. La letalidad es de 38 %, es decir, 132 de 343 casos que se han reportado

De los envenenamientos, diez ocurrieron en las últimas 24 horas, lo que implica que el producto está esparcido en casi todas las provincias pese a los operativos desplegados por las autoridades a nivel nacional para eliminar el ilícito negocio.

En lo que respecta al tiempo transcurrido entre la fecha de inicio de síntomas y la muerte, se mantiene por debajo de las 48 horas y probablemente esto se debe a los altos niveles de metanol y por condiciones poblacionales. 

Salud Pública dijo que “el comportamiento de la situación a través de la curva epidémica, mostró la fuente propagada de transmisión”.

Indicó que el 56% de las provincias del país está afectada por consumo de alcohol con metanol. Esto implica que 18 de las 32 localidades están comprometidas con muertes e intoxicaciones alcohólicas.

Señaló que las localidades con reportes durante las últimas 24 horas son: Puerto Plata, Barahona, Distrito Nacional, Samaná, Montecristi, Hermanas Mirabal y Bahoruco. 

El año pasado hubo todavía más muertes y más intoxicaciones por la misma causa y para la misma temporada. Se observa una incorporación de los casos a la región sur del país, asegura la Dirección de Epidemiología. Las notificaciones están vinculadas al tipo de bebidas falsificadas.

Precisó que más del 60% de las muestras analizadas en laboratorio corresponde a alcohol de producción clandestina. La mayoría de las pruebas contenían metanol, un veneno mortal para la salud de los humanos.

Debido a la gravedad de la situación, las autoridades gubernamentales emitieron un decreto que busca regular la entrada y uso del químico en el territorio nacional.

Los grupos de edad más afectados son los mayores de 30 años, aseguran los datos del Gobierno y resaltan que durante las dos últimas semanas se ha mostrado un patrón de envenenamiento etílico y fallecimientos de personas mayores de 50 o más.

La norma nacional permite en este tipo de bebidas alcohólicas un valor máximo de metanol, que no exceda de 15 a 100 miligramos o un 0.015 %, aseguran especialistas consultados por los medios locales. 

Se observa una coincidencia en cuanto a la positividad de metanol reportada por el laboratorio y la incidencia de casos según provincias, aseguran las autoridades sanitarias. 

Las autoridades continúan allanando en todas las provincias puestos ocultos donde procesan el líquido tóxico, que es almacenado en tanques gigantes y galones plásticos para luego venderlo al público a bajos precios.

Miles de botellas de bebidas adulteradas, cigarrillos falsificados y otros productos traídos de contrabando desde Haití, fueron decomisados ayer por el Ministerio Público e inspectores de aduanas en operativos realizados en diversos negocios de Boca Chica, municipio Santo Domingo Este.

En ese operativo, fueron detenidos varios de los propietarios o administradores de los negocios intervenidos durante más de cinco horas. Serán sometidos a la justicia por violación a las leyes 34-89, de Aduanas y 42-01 de Salud, según el informe oficial.

Las intervenciones fueron dirigidas por el Procurador General de la Corte de Apelación, Joselito Cuevas Rivera, adscrito a la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos Contra la Salud (Pedecsa) y la magistrada Yenny Cecilia Muñoz, coordinadora de los Juzgados de Paz del municipio Santo Domingo Este.

Ambos, estuvieron acompañados de funcionarios de la Dirección General de Aduanas, Ministerio de Salud Pública, así como oficiales y miembros del Cuerpo Especializado de Control de Combustible y Contrabando de Mercancías (Ceccom).