EEUU-COMBUSTIBLE EN ESCUELA

La alumna Marianna Torres, de 11 años, al centro, llora mientras es desalojada de la escuela primaria Park Avenue, en Cudahy, California, en cuyo patio cayó combustible arrojado por un avión de pasajeros que regresaba de emergencia al aeropuerto internacional de Los Ángeles debido a un problema en un motor, el martes 14 de enero de 2020. (AP Foto/Damian Dovarganes)

El combustible arrojado por un avión de pasajeros cuando regresaba de emergencia al aeropuerto internacional de Los Ángeles debido a un problema en un motor, cayó el martes como bruma sobre varias escuelas causando irritación leve en la piel y pulmones a 56 menores y adultos, dijeron las autoridades.

El combustible fue arrojado por el avión en dos líneas y la nube se precipitó al mediodía sobre la ciudad de Cudahy y zonas próximas al condado Los Ángeles, a unos 21 kilómetros (13 millas) al este del aeropuerto.

El vapor del combustible afectó cinco escuelas primarias, pero todas las lesiones fueron menores y nadie fue llevado a hospitales, dijo el inspector del Departamento de Bomberos del condado Los Ángeles, Sky Cornell. No fue necesario efectuar desalojos debido al incidente.

"Es una gran señal", declaró Cornell.

Todo el combustible se evaporó muy rápido y ningún residuo inflamable quedó en el aire o el piso, señaló.

Las personas afectadas fueron atendidas con agua y jabón, dijo el inspector de bomberos, Henry Narvaez.

Poco después del despegue, el vuelo 89 de Delta Air Lines con destino a Shanghai "experimentó un problema en un motor y el avión tuvo que regresar rápidamente a LAX. La aeronave aterrizó a salvo después de arrojar combustible, un procedimiento obligatorio ordinario a fin de alcanzar un peso seguro para el descenso", señaló la compañía en un comunicado. La aerolínea no difundió detalles del problema en el motor.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) emprendió una investigación sobre el incidente.

"Hay procedimientos especiales para que una aeronave tire combustible cuando se dirige hacia un aeropuerto importante de Estados Unidos o cuando sale", dijo la FAA en un comunicado. "Estos procedimientos prevén que el combustible sea arrojado sobre zonas despobladas ya designadas, típicamente desde grandes alturas para que el combustible se atomice y disperse antes de llegar al suelo".

El sitio de internet FlightAware, que da seguimiento a los vuelos, mostró que el jet despegó rumbo al océano, de inmediato viró hacia la derecha y voló sobre el sur de California para acercarse al aeropuerto desde el este.

Delta dijo que estuvo en comunicación con el aeropuerto y el Departamento de Bomberos, y que compartió la "preocupación sobre las lesiones leves que afectaron a adultos y menores".

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles dijo que su escuela primaria Park Avenue en Cudahy y la escuela primaria 93rd Street recibieron el "impacto directo del combustible".

Cornell señaló que 31 niños y adultos fueron afectados en Park Avenue, y 12 en la 93rd Street. Los demás afectados corresponden a otras escuelas.

El distrito escolar dijo en un comunicado que los paramédicos fueron llamados de inmediato para atender a quienes se quejaran de "irritación en la piel y problemas de respiración", y que personal de su oficina de salud y seguridad ambiental también acudió a la emergencia.

El alumno de sexto grado Diego Martinez, en Park Avenue, dijo que él y sus compañeros participaban en una clase de educación física al aire libre cuando vieron que un avión pasó volando muy bajo. "Pasó muy cerca", afirmó.

Poco después, el aire quedó invadido de un penetrante olor a combustible.

"El olor estaba muy fuerte", señaló el niño de 12 años.

El combustible no cayó sobre Diego, pero algunos de sus amigos se quejaron de comezón en la piel.

Algunos maestros en Park Avenue sufrieron dolor de cabeza debido al olor, dijo Antonio Buenabad, representante para la zona del sindicato Maestros Unidos de Los Ángeles.

"Estaban ansiosos por llegar a sus casas y bañarse porque el olor era muy penetrante", afirmó en referencia a los maestros.

Una secundaria también fue afectada, pero nadie ahí necesitó atención médica.