italia

Mateo Ramos -original de Barcelona y de 28 años- narró que lo más que le ha impactado de los casos que ha atendido es la soledad en la que mueren los pacientes. 

Pau Mateo Ramos está en la “zona cero” de Italia. En medio de la pandemia del coronavirus (Covid-19), se desempeña como médico de urgencias en el hospital de Piacenza, al norte del país, hasta donde llegan pacientes con síntomas del virus y que residen en los pueblos que permanecen en cuarentena.

Ahora mismo una palabra que encuentro que explique bien la situación (que estamos viviendo) es un tsunami. Es un constante adaptarse -y ya desde hace un mes- a las nuevas exigencias que conlleva la enfermedad y a la gran cantidad de pacientes que estamos atendiendo”, expresó Mateo Ramos a EL VOCERO

El médico -original de Barcelona y de 28 años- narró que lo más que le ha impactado de los casos que ha atendido es la soledad en la que mueren los pacientes. De acuerdo con reportes de prensa internacional, hasta ayer Italia había contabilizado 6,077 muertos y 63,927 infectados.

“No podemos hacer entrar a las personas al hospital para evitar más contagios. Intentamos hacer lo que está en nuestras manos, pero los pacientes mueren sin un ser querido a su lado y esto es horrible”, comentó. 

Aunque cada semana es diferente, a raíz de esta emergencia, afirmó que hay semanas en las que trabajan 56 horas “y en otras que nos dejan descansar más”. Los turnos en Italia duran 12 horas. 

“Hemos tenido días de unos 60-70 pacientes al día con neumonías por Covid-19”, comentó Mateo Ramos, quien habló también sobre los materiales para trabajar la emergencia. 

“Ha habido momentos en los que parecía que no, pero gracias a la estupenda gestión que están haciendo desde mi hospital tenemos suficientes equipos para protegernos los médicos. Claro es que vendrían bien muchos más médicos y enfermeros y más camas… pero hacemos lo que podemos con los recursos a nuestro alcance”, precisó el médico. 

La importancia de las pruebas 

Pero, ¿cuán importante es que se hagan las pruebas para detectar el coronavirus a los pacientes con síntomas o asintomáticos?, le preguntó EL VOCERO

“Es muy importante. Así sabremos realmente quién está infectado y podremos contener los casos para evitar un foco de epidemia local”, sostuvo.

Para Mateo Ramos, “este virus lo combate la solidaridad”, por lo que consideró crucial que las personas respeten las normas y se queden en casa. “Es un aislamiento físico, no social. Podemos seguir hablando por el teléfono o redes sociales, pero hay que ser conscientes de que solo evitando los contagios y evitando la transmisión lograremos vencer o frenar lo máximo posible esta enfermedad”, enfatizó.

En ese sentido, le recomendó a las personas que viven en países como Puerto Rico, donde los casos de coronavirus están comenzando, que eviten contagiarse y congregarse en los lugares públicos. 

“Que respeten las normas de seguridad que el ministerio (Salud) vaya indicando. La mejor teoría para aplicar sería pensar que todos estamos infectados. Así las medidas de prevención que utilizaremos para evitar contagiar a otros serán útiles para evitar contagios. Fundamental la higiene de manos y quedarse en casa”, dijo. 

“Debemos aprender que somos un planeta conectado. El discurso que hacíamos antes de ‘eso está en China, aquí no llegará’, ya no vale. No podemos recortar fondos de educación, ciencia y sanidad. Deberían ser tres pilares intocables para un avance y seguridad de la humanidad”, añadió el galeno, quien lleva seis meses laborando en el hospital y dos años ejerciendo como médico. 

Afecta la salud mental 

Pero, ¿cómo ha cambiado su vida a raíz de la situación que se vive en Italia por el coronavirus?, se le preguntó. “Además de no poder salir de casa más allá de trabajar y comprar comida, estamos notando que la situación tan dramática y emocional hace mella sobre nuestra salud mental”, sostuvo. 

“De momento seguimos delante, sin pararnos, sin dejarnos decaer. Cuando todo esto amaine, seguro que muchos o todos necesitaremos ayuda psicológica. No solo los sanitarios, sino también las familias que pierden a sus seres más queridos”, indicó Mateo Ramos. 

Vocal en las redes sociales 

En medio de la emergencia, Mateo Ramos ha sido uno de los médicos que ha alzado su voz a través de las redes sociales, incluyendo su canal de YouTube ‘Diario de un MIR’, donde comparte vídeos sobre la situación que vive en Italia por el coronavirus, así como otros asuntos de ciencia y medicina. 

“La mayoría de la sintomatología son personas que tienen catarro. Incluso como una gripe, un poquillo entre medio gripe y medio catarro. Evidentemente las personas que están muriendo son personas que tienen como morbilidades. Si una persona tiene EPOC, una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, una persona que tiene un asma muy descontrolado, son personas que están predispuestas a llegar peor… y que desafortunadamente se complican más y que más desafortunadamente aún fallecen”, mencionó. 

En un vídeo publicado el 24 de febrero, el médico detalló que en semanas anteriores había atendido pacientes con síntomas de coronavirus, pero hasta ese entonces tenían otro protocolo que se centraba en conocer si habían estado en contacto con otra persona con el virus y si habían viajado recientemente a China.

“Esa persona no la considerábamos de riesgo. Yo creo que eso ha sido un fallo porque igual ya no estábamos pensando que el virus ya estaba entre nosotros. Es decir, yo seguramente he tenido pacientes que ya estaban infectados de coronavirus sin que ellos ni yo lo supiéramos”, puntualizó Mateo Ramos.