Dominicana

Parte de las bebidas alcohólicas adulteradas decomisadas por los militares dominicanos.

El ministro de Salud, Daniel Rivera, informó que en lo que va de año, las bebidas adulteradas han dejado un saldo de 95 muertos y unos 248 intoxicados en todo el territorio nacional.

Destacó que esto es lo maneja la institución en estos momentos, mientras continúan los registros de defunciones por la ingesta de alcohol procesado de manera clandestina por personas que luego lo venden al público a través de colmados y tiendas de licores.

Rivera llamó a la población a la prudencia y a no ingerir ni comprar ese tipo de bebidas, tras advertir que una vez que la persona que ha ingerido alguna sustancia adulterada con metanol, después de pasar pasan 12 o 14 horas, los médicos no pueden salvar su vida.

Las declaraciones del ministro fueron ofrecidas durante un encuentro encabezado por el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, junto a otros funcionarios del gobierno, empresarios y representantes de medios de comunicación, y el ministro de Industria y Comercio, Víctor (Ito) Bisonó.

En el municipio Santo Domingo Este, ocho hombres que acostumbran a reunirse frecuentemente, murieron al compartir el pasado viernes en un colmado en donde tomaban alcohol y al terminarse las bebidas mandaron a comprar en otro establecimiento, el cual supuestamente se las vendió con metanol.

Entre los muertos están Julio César Montilla, Fernando Adonis Ferreras Benítez, Rafael Emilio Castro y Luis Arno Corniell, de acuerdo con los reportes del Ministerio de Salud.

En Puerto Plata, región norte del país, debido a las muertes de 12 personas por ese consumo, la dirección provincial del Ministerio de Salud Pública emitió una alerta epidemiológica.

Jhonny Tavarez Capellán, director provincial de Salud en esa provincia, advirtió a toda la ciudadanía que se abstenga de consumir bebidas alcohólicas, que de forma adulterada han estado relacionadas con los casos de intoxicación y muertes en toda demarcación.

Informó que esa entidad, en coordinación con la Policía Nacional y el Ministerio Público, han estado realizando operativos en establecimientos comerciales con el objetivo de parar la venta de ron.

Este fin de semana, fueron incautadas en dos colmados de la región 103 botellas de varias marcas de ron falsificado y acciones similares se realizaron en varias provincias.

La práctica de vender alcohol de producción clandestina opera en el país desde hace décadas a la par con el contrabando de bebidas a través de la frontera con Haití.

Una de las bebidas más conocidas es el Clerén, conocido también “Triculí, Pitrinchi o Tapa Floja”, originaria de Haití. Se produce usando guarapo, caña de azúcar, frutas fermentadas, raíces de guayacán, corteza de caoba, metanol, e incluso thinner. Se vende como “pan caliente” en los colmados y hasta en los callejones de diversos puntos del país.

El 11 de abril, el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza y Terrestre (Cesfront) se deshicieron de 19,250 botellas de whisky de diferentes marcas, 500 botellas de bebidas energizantes y 600 galones de clerén de procedencia extranjera, incautadas últimamente en diversos operativos.

El Ministerio de Defensa informó, mediante un comunicado, del vertido de las sustancias incautadas en operaciones realizadas en las localidades fronterizas de Dajabón, Elías Piña, Jimaní y Pedernales, demarcaciones donde las autoridades han fortalecido la vigilancia para contrarrestar el contrabando de mercancías.