Trump despide al director de agencia de seguridad electoral

ARCHIVO - En esta fotografía del 22 de mayo de 2019, el director de ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Christopher Krebs, habla durante una audiencia en el Capitolio, en Washington.

BOSTON — Irán es el responsable de los correos electrónicos amenazantes enviados a votantes estadounidenses en varios estados, y Teherán y Moscú también han obtenido el padrón electoral con el objetivo de interferir en las elecciones presidenciales del país, informaron el miércoles funcionarios de Estados Unidos durante una conferencia de prensa a dos semanas de que se celebren los comicios.

John Ratcliffe, director de inteligencia, y Chris Wray, director del FBI, dijeron que Estados Unidos hará rendir cuentas a cualquier país que interfiera con las elecciones de 2020. Pese a las acciones iraníes y rusas, los funcionarios dijeron que los estadounidenses pueden estar seguros de que su voto será contabilizado.

"Estas acciones son intentos desesperados de adversarios desesperados", señaló Ratcliffe.

La conferencia de prensa se llevó a cabo en momentos en los que los votantes demócratas de por lo menos cuatro estados disputados, incluidos Florida y Pensilvania, han recibido correos electrónicos amenazantes, que supuestamente son de parte del grupo de extrema derecha Proud Boys, en los que les advierten que "iremos tras ustedes" si no votan por el presidente Donald Trump.

La operación de intimidación de votantes aparentemente utilizó direcciones de correo electrónico obtenidas de las listas de registro de votantes de los estados, las cuales contienen la afiliación de partido, domicilio y pueden incluir los correos electrónicos y números telefónicos. Los remitentes afirmaron que sabían por cuál candidato votaría el destinatario en las elecciones del 3 de noviembre.