Kelvin Soto Crespo

Kelvin Soto Crespo, en la imagen que su familia ha colocado en una campaña para obtener ayuda.  

A casi 10 días de que Kelvin Soto Crespo cayera en las aguas heladas del Lago Michigan, y sin esperanzas de encontrarlo con vida, la familia del joven de 20 años, hizo un pedido desesperado a las autoridades de Estados Unidos: "No dejen de buscarlo". 

La tía de Kelvin, Jesica Soto, le dijo a EL VOCERO: "Les pedimos a todos que sigan orando para que podamos encontrarlo y a las autoridades de Estados Unidos que no dejen de buscarlo. Queremos traerlo de vuelta a casa", dijo la mujer muy emocionada mientras su hermano sigue en Chicago acompañando el proceso de búsqueda. 

Mañana martes, un nuevo equipo de rescate, incluidos voluntarios, volverá al Lago Michigan, cerca de la marina donde se hundió la lancha en la que naufragó Kelvin. 

Kelvin Soto Crespo se mudó de Yabucoa a Chicago hace más de un año por un trabajo en un servicio postal. Está desaparecido en el Lago Michigan desde el 1 de mayo pasado, cuando una lancha Bayliner de 18 pies en la que navegaban cuatro personas se hundió frente a olas de entre 8 y 10 pies en las aguas frías cerca de la costa de la Marina East Chicago.

Las otras personas pudieron ser rescatadas, pero las autoridades locales no han podido hallar a Kelvin.

Dos de los hombres que iban a bordo fueron rescatados por la Guardia Costera tras ser avistados por un helicóptero del Departamento de Bomberos de Chicago, informó la agencia The Associated Press. Un tercer tripulante pasó unas dos horas en el agua a 50 grados Fahrenheit antes de ser salvado por una persona que navegaba por el lago. 

Los dos hombres fueron tratados por hipotermia y el tercero se encontraba en estado crítico al ser rescatado. Los tres habían logrado ponerse los salvavidas antes de caer al agua. 

Las autoridades pudieron recuperar la lancha, pero hasta ahora no han podido hallar el cuerpo de Kelvin. 

Agentes del Departamento de Recursos Naturales de Indiana, donde se encuentra la Marina cerca de la que naufragaron, utilizaron un sonar y búsquedas en superficie el sábado sin éxito.

El padre del joven, Benjamín Soto, viajó a Chicago para ayudar en la búsqueda de su hijo y desea volver con el cuerpo de Kelvin cuando sea encontrado para darle sepultura en Yabucoa. 

"Mi objetivo es encontrar a mi hijo, y pedir la ayuda de la gente para que me ayude a encontrar a mi hijo y poder llevarlo a casa", dijo Soto a NBC Chicago. "Ha sido duro. Es mi hijo pequeño", agregó.

En nombre de la familia se ha abierto una campaña en GoFundme para pedir ayuda para poder repatriar el cuerpo. 

Bajo el lema “Llevar Kelvin a Casa”, allegados a la familia paterna, a través de una fundación sin fines de lucro, buscan “recaudar fondos para el transporte a Puerto Rico y los servicios fúnebres”. 

La petición de GoFundme radicada en Estados Unidos solicita: “Le pedimos a la comunidad que esté alerta a lo largo de la orilla del lago mientras la búsqueda por este joven continúa”. Hasta el momento, han recaudado casi $4,000, pero precisan $11,000.

“Mientras las autoridades y su familia continúen buscando por Kelvin, le pedimos a nuestra comunidad que nos ayuden a llevar a Kelvin a casa. Estamos recaudando fondos para su transportation final y gastos fúnebres”, reza el pedido.

A través de la petición, se extiende el agradecimiento de la familia de Kelvin por “todo el esfuerzo y recursos que la Policía local y el U.S. Coast Guard está utilizando para buscar y recuperar su cuerpo en el lago”.