Virus Outbreak NYC Schools

Los maestros y otros miembros del personal escolar de la ciudad de Nueva York deben ser vacunados contra el covid-19.

NUEVA YORK- Los maestros de la ciudad de Nueva York y otros miembros del personal escolar deben ser vacunados contra el covid-19, en uno de los primeros mandatos del distrito escolar en el país que requiere que los empleados sean inoculados contra el coronavirus.

El alcalde Bill de Blasio dio una última advertencia a los aproximadamente 148,000 empleados de las escuelas públicas de la ciudad el viernes, diciendo que los empleados no vacunados serían puestos en licencia sin sueldo y no se les permitiría trabajar esta semana. La ciudad tiene previsto contratar a sustitutos cuando sea necesario.

El mandato animó a muchos profesores a vacunarse a medida que se acercaba la fecha límite. El presidente de la Federación Unida de Profesores, Michael Mulgrew, dijo que el 97% de los miembros de su sindicato habían recibido al menos una dosis de la vacuna hasta el lunes por la mañana.

Esta cifra es superior a la del viernes, cuando de Blasio dijo que el 93% de los profesores había recibido al menos una dosis. El alcalde dijo el viernes que el 90% de todos los empleados del Departamento de Educación habían recibido al menos una dosis de la vacuna, incluyendo el 98% de los directores.

Implementar el mandato sin problemas será una prueba para de Blasio, un demócrata que se ha jactado del récord de la ciudad de mantener los edificios escolares abiertos durante la mayor parte del último año escolar cuando otros distritos pasaron a la instrucción a distancia. Este año, la ciudad de Nueva York no ofrece la opción a distancia.

El mandato de vacunación en el mayor sistema escolar del país no incluye una opción de prueba, pero permite exenciones médicas y religiosas. Debía entrar en vigor la semana pasada, pero se retrasó cuando un tribunal federal de apelaciones concedió una orden judicial temporal. Un tribunal de apelación revocó esa decisión tres días después.

Un mandato similar entrará en vigor en Los Ángeles el 15 de octubre.

Mark Cannizzaro, presidente del Consejo de Supervisores y Administradores de Escuelas, dijo que a pesar del aumento de las vacunas la semana pasada, algunos directores estaban teniendo dificultades para encontrar suficiente personal para reemplazar a los trabajadores no vacunados.

"Aunque agradecemos que el porcentaje de personal vacunado haya aumentado en todo el sistema desde que se amplió el plazo, todavía hay demasiados directores de escuela que no han podido encontrar sustitutos cualificados para el lunes", dijo Cannizzaro.

Un grupo de profesores y otros empleados escolares que habían demandado el mandato de vacunación en las escuelas solicitaron el jueves al Tribunal Supremo de EE.UU. una orden judicial de emergencia para bloquear su aplicación. La solicitud fue denegada el viernes.

Muchos estudiantes y padres apoyan el mandato de vacunación como la mejor manera de mantener las escuelas abiertas durante la pandemia.

"Es más seguro para nuestros hijos", dijo Joyce Ramírez, de 28 años, que recogía a sus tres hijos de una escuela primaria del Bronx la semana pasada.

Ramírez dijo que espera que el requisito disminuya las posibilidades de que los profesores contraigan el virus y provoquen el cierre de las aulas o las escuelas.

Cody Miller, un estudiante de 15 años de un instituto de Manhattan, dijo que todos los profesores deberían vacunarse. "Creo que deberían", dijo el adolescente, que se vacunó él mismo en cuanto se aprobó la inyección de Pfizer para personas de 12 años en adelante. "Son muchos niños, es un entorno muy grande, ¿sabes?".

Pero Mally Diroche, otra madre del Bronx, tenía sentimientos encontrados. "Me parece que es una decisión que deberían poder tomar ellos mismos", dijo la madre de tres niños de entre 3 y 12 años. Diroche, de 29 años, dijo que cree que las máscaras y otras precauciones pueden frenar la propagación del virus en las escuelas.

Algunos educadores tienen reservas sobre el mandato, pero lo cumplen.

Maurice Jones, de 46 años, miembro del personal de apoyo en una escuela de enseñanza media de Manhattan, dijo que se vacunó hace meses, pero que simpatiza con los compañeros de trabajo que no se han vacunado. "Si tienen que hacerse más pruebas, tienen que hacerse más pruebas", dijo Jones. "No creo que deban perder su trabajo".

Roxanne Rizzi, que enseña tecnología en una escuela primaria de Queens, esperó hasta el viernes para vacunarse por primera vez contra el coronavirus.

"Tenía que hacerlo por la economía de mi familia", dijo.

Rizzi, de 55 años, se había resistido a la vacuna porque había contraído el covid-19 en noviembre y creía que la inmunidad natural la protegería. Dijo que seguiría protestando contra el mandato.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), las personas deben vacunarse incluso si ya han sido infectadas por el virus. La agencia afirma que las vacunas covid-19 ofrecen una mejor protección que la inmunidad natural y ayudan a evitar que se infecten de nuevo.