Coordinador del covid-19 en la Casa Blanca
El coordinador de la respuesta al covid-19 de la Casa Blanca, Jeff Zients, asiste a una reunión con el presidente Joe Biden, líderes empresariales y directores ejecutivos sobre la respuesta al covid-19 en la biblioteca del edificio de oficinas ejecutivas Eisenhower en el campus de la Casa Blanca en Washington.

 

El gobierno de Biden está estudiando la posibilidad de exigir la vacunación contra el covid-19 y el rastreo de los contactos de los visitantes internacionales después de que Estados Unidos revise las amplias restricciones actuales que impiden a muchos extranjeros viajar a Estados Unidos, según declaró el miércoles un alto asesor de la Casa Blanca.

Jeffrey Zients, coordinador de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, dijo que, debido al reciente aumento de los casos de covid-19, las actuales restricciones de viaje seguirán vigentes hasta que la administración ponga en marcha un "nuevo sistema" para regular los viajes internacionales.

El sistema incluirá un papel destacado para los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

"También pondremos en marcha el rastreo de contactos para que los CDC puedan hacer un seguimiento de los viajeros internacionales entrantes y de las personas de su entorno si alguien ha estado potencialmente expuesto al covid-19", dijo Zients, "y estamos estudiando los requisitos de vacunación para los ciudadanos extranjeros que viajen a Estados Unidos".

Zients hizo estos comentarios ante un panel que asesora a la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, sobre cuestiones relacionadas con los viajes y la industria turística estadounidense.

En la actualidad, Estados Unidos prohíbe a la mayoría de los no estadounidenses que hayan viajado a China, India, Reino Unido, la mayor parte de Europa, Brasil y otros países en los 14 días anteriores. Las compañías aéreas y otras empresas de viajes han presionado a la administración para que suavice las restricciones, especialmente para los visitantes del Reino Unido.

Por otra parte, Anthony Fauci, el principal experto del gobierno en enfermedades infecciosas, ha dicho que apoyaría una propuesta para exigir la vacunación de las personas en los vuelos nacionales.

El sector de las aerolíneas se opone rotundamente a este requisito, alegando que sería difícil de aplicar y podría provocar largas colas en los aeropuertos. Los responsables del sector afirman que sería injusto señalar a los viajeros aéreos con un mandato que no afectaría a las personas que viajan en tren, autobús o coche.