Arresto en Dayton

Captura de pantalla del video del arrestro en Dayton. 

La Oficina de Normas Profesionales del Departamento de Policía de Dayton se encuentra investigando la detención de un hombre negro parapléjico luego de que un video mostrara que fue sacado de su auto y arrastrado de los pelos durante un control en la carretera.

Aunque la detención de hombre ocurrió el mes pasado, recién ahora la publicación de las imágenes de unas cámaras corporales de los policías permiten ver al hombre, identificado como Clifford Owensby mientras es arrastrado al ser detenido el 30 de septiembre pasado.

El hombre fue arrestado por tres oficiales en un control en la carretera luego de que lo vieran salir de una residencia que estaba haciendo investigada como un supuesto punto de drogas. 

Después de que detuvieran su vehículo, un Audi color blanco, Owensby, de 39 años, rechazó el ofrecimiento de uno de los agentes de ayudarlo a salir del auto, pero pidió la asistencia de un supervisor. 

"Esa no es una opción. Vas a salir de este coche. Puedes salir del auto o te voy a arrastrar fuera del carro", le responde un policía. 

“No, definitivamente no va a tocarme”, le dijo Owensby al policía que le ofreció ayudarlo a salir del carro. 

En las imágenes del video, que dura 11:46 minutos, se puede ver cómo el hombre hace una llamada a una persona a la que le pide que vaya a asistirlo y le solicita que lleve cámaras para grabar lo que está sucediendo. “Trae a alguien para que pueda salir de testigo de lo que está pasando”, dice por su celular.

Durante el proceso, los policías verificaron la identidad del hombre y vieron que tenía antecedentes por drogas y armas. Fue entonces que decidieron pedirle que saliera del auto para inspeccionar el vehículo.

Los oficiales, según el Departamento de de Policía de Dayton en Ohio, pidieron refuerzos para que un K-9 -perro antinarcóticos- se presentara a inspeccionar el vehículo. 

Para que el perro haga el trabajo, los ocupantes del vehículo deben salir del mismo. Y allí fue cuando se produjo el incidente. 

"No puedo salir del coche, señor. Soy parapléjico", dijo Owensby al tiempo que explicaba que lo ayudaron a entrar en el vehículo cuando lo increparon sobre cómo se había subido al carro.

El hombre siguió negándose a salir del auto y comenzó a forcejear con los policías, según se ve en el video. 

Tras la denuncia del hombre, las autoridades investigan si los policías violaron los protocolos

"¡Soy parapléjico, hermano, puedes hacerme daño!", grita el hombre mientras es sacado del coche por la fuerza antes de ser esposado.

El video muestra a uno de los policías arrastrar por el suelo a Owensby por sus rastras, que se puede observar que no puede mover las piernas. También, el video capta que el vehículo está modificado para poder guiarse. 

Carro de Dayton

Una toma del video permite ver que el carro está modificado para ser guiado por una persona con impedimentos. 

A raíz del caso, la Policía de Dayton, en Ohio, realizó este viernes una conferencia de prensa para informar sobre lo sucedido. 

Allí, señalaron que el perro antinarcóticos halló en el piso delantero del carro una bolsa que contenía $22,450 en efectivo. Según la Policía, el dinero había estado en contacto con drogas y por eso el perro fue capaz de detectarlo. 

Por otra parte, las autoridades informaron que el hombre llevaba un niño de 3 años sin sujetar en el car-sit por lo que los agentes lo citaron por transportar a un niño sin silla de seguridad y por tener los cristales tintados. 

Tras ser detenido, el hombre fue llevado a un hospital donde lo examinaron y le dieron de alta. 

Arresto en Dayton

El momento en que los policías jalan de los pelos al hombre durante su arresto. 

El presidente de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, en inglés) en Dayton, Derrick Foward, confirmó en una entrevista con el periódico The Washington Post que Owensby había presentado una denuncia ante el grupo de derechos civiles, y que estaba trabajando "mano a mano" con su asesor legal.

"Sacar a este hombre del auto, por el pelo -un parapléjico- es totalmente inaceptable, inhumano y da una mala imagen de nuestra gran ciudad de Dayton", dijo Foward.

El jefe interino de la Policía de Dayton, Matt Carper, dijo: "Tenemos que hacerlo mejor". 

"Y esto puede hacerse desarrollando aún más el respeto mutuo y la responsabilidad necesarios para hacer nuestra ciudad más segura", agregó en un comunicado de prensa.

Jerome Dix, presidente de la Logia de la Orden Fraternal de Policía de Dayton, declaró al periódico local Dayton Daily News que los agentes implicados habían cumplido la ley, y añadió: "A veces, la detención de individuos incumplidores no es bonita, pero es una parte necesaria de la aplicación de la ley para mantener la seguridad pública".

La Policía de Dayton ya estaba bajo escrutinio después de que Jack Runser, un hombre sordomudo y con parálisis cerebral, demandara al departamento alegando que fue herido y maltratado durante un arresto en 2020.