California Oil Spill

HUNTINGTON BEACH, California- Los investigadores de la Guardia Costera abordaron un enorme buque de carga mientras investigan qué causó la ruptura de un oleoducto en alta mar que envió el crudo a las playas del sur de California.

La visita al portacontenedores Rotterdam Express se produjo mientras los investigadores tratan de determinar si un ancla enganchó, arrastró y dobló el oleoducto propiedad de Amplify Energy, una empresa con sede en Houston que opera tres plataformas petrolíferas en alta mar al sur de Los Ángeles.

Associated Press informó el miércoles de que el Rotterdam Express pareció realizar una serie de movimientos inusuales mientras estaba anclado en el lugar más cercano a donde se produjo la rotura de la tubería, según los datos recogidos por un servicio de navegación marítima. AP revisó más de dos semanas de datos de MarineTraffic, que rastrea las señales de radio de los transpondedores que emiten la ubicación de los barcos y las grandes embarcaciones cada pocos minutos.

Sin embargo, en un correo electrónico el jueves, la portavoz de MarineTraffic, Fotini Tseroni, dijo que los movimientos indicados para el Rotterdam Express eran aparentemente erróneos y podían ser el resultado de errores en el sistema GPS del barco. La compañía dijo que estaba eliminando los saltos de posición para mostrar que el barco se mantuvo dentro de su fondeadero.

El Rotterdam Express, un barco de bandera alemana de casi 305 metros de eslora, fue asignado al fondeadero SF-3, el lugar de estacionamiento designado para barcos más cercano al lugar donde se produjo la rotura de la tubería frente a Huntington Beach.

Hapag-Lloyd, la naviera que opera el Rotterdam Express, confirmó el jueves que los investigadores abordaron el barco el miércoles mientras estaba atracado en el puerto de Oakland, en la bahía de San Francisco. La compañía ha dicho que el barco no tuvo ningún papel en el derrame de petróleo.

California Oil Spill

"Estamos cooperando plenamente con las autoridades en este momento", dijo Nils Haupt, un portavoz de la sede de Hapag-Lloyd en Hamburgo, Alemania. Dijo que el barco permaneció en su lugar mientras estaba anclado.

"Tenemos pruebas por el diario de navegación, que se actualiza cada hora, de que el buque no se movió", dijo Haupt. "MarineTraffic en este caso se equivoca y la posición es efectivamente incorrecta".

Un funcionario estadounidense dijo a la AP que el Rotterdam Express se ha convertido en el centro de la investigación del vertido. El funcionario advirtió que el barco es sólo una de las pistas que se están siguiendo en la investigación, que está en sus primeras etapas.

Los investigadores están tratando de recopilar información de seguimiento y navegación del buque que podría ayudarles a identificar sus movimientos exactos, dijo el funcionario. También están buscando entrevistas preliminares con al menos algunos miembros de la tripulación.

El funcionario no podía hablar de la investigación públicamente y habló con la AP bajo condición de anonimato.

El suboficial Steve Strohmaier, portavoz de la Guardia Costera, declinó hacer comentarios sobre el Rotterdam Express el miércoles, pero dijo que la agencia está analizando los sistemas de cartografía eléctrica de su servicio de tráfico de buques para ver qué barcos estaban anclados o se movían sobre la zona del vertido.

Los datos de MarineTraffic revisados por AP mostraban que el Rotterdam Express llegó a las afueras del puerto de Long Beach a primera hora del 22 de septiembre y fondeó a unos 2,000 pies (610 metros) del oleoducto. A continuación, los datos mostraron que la posición del barco cambió drásticamente en tres ocasiones en los días siguientes, lo que hizo pensar que el barco se había desviado sobre el oleoducto.

Los datos de localización del barco, que funcionan a través de una red mundial llamada Sistema de Identificación Automática, se supone que son precisos y fiables con una precisión de unos pocos metros, dijo Nikolas Xiros, profesor de ingeniería marina de la Universidad de Nueva Orleans. Dijo que sería muy inusual que la posición reportada de un barco se desviara en miles de pies.

"Los errores del GPS, aunque pueden producirse, casi nunca son de tal magnitud, incluso cuando el buque está en movimiento", dijo Xiros, quien señaló que el Rotterdam Express estaba anclado cuando aparentemente se produjeron las lecturas erróneas. "Así que, aunque todo es posible, es muy improbable que se observen tales anomalías repetidamente en un receptor GPS de navegación marítima cuando el buque está anclado cerca de la costa y en un día claro".

AP envió un correo electrónico el miércoles al Centro de Información Conjunta del Mando Unificado para las agencias estatales y federales que responden al derrame de petróleo, en busca de comentarios sobre los movimientos realizados por el Rotterdam Express antes del derrame. La suboficial mayor Lauren Jorgensen dijo que el mando no podía hablar de asuntos relacionados con una investigación en curso.

El primer informe de petróleo en el agua cerca de la tubería se hizo la noche del viernes, 1 de octubre. Amplify dijo que el oleoducto se cerró el sábado por la mañana, pero no ha dicho cuánto tiempo cree que el petróleo fluyó de ella.

El director general de Amplify, Martyn Willsher, dijo el martes que los buzos determinaron que una sección de 4,000 pies (1,219 metros) del oleoducto se desprendió a 105 pies (32 metros), doblada hacia atrás como la cuerda de un arco. El petróleo se escapó por una delgada grieta.

La cantidad no está clara. Amplify ha dicho públicamente que no se filtraron más de 477,000 litros (126,000 galones), pero ha dicho a los investigadores federales que podrían ser sólo 111,300 litros (29,400 galones).

Si el ancla de un barco se enreda con un obstáculo submarino, como un cable de comunicaciones o un oleoducto, el operador está obligado por la ley federal a notificarlo a la Guardia Costera. Según los guardacostas, el sistema AIS y el radar controlan regularmente la ubicación y los movimientos de los buques. Los buques en el mar también utilizan el AIS para evitar colisiones entre ellos por la noche o en condiciones de baja visibilidad.

Según los datos de MarineTraffic, el Rotterdam Express salió de la bahía de San Francisco el jueves por la mañana. Según el programa del buque publicado en la página web de Hapag-Lloyd, estaba previsto que hiciera escalas en los puertos de Seattle y Vancouver esta misma semana. En su lugar, el buque giró hacia el sur, con destino a Manzanillo, México.