Robert Johnson Jr.

La imagen del hombre arrestado suministrada por la Oficina del Sherrif del Condado de Brevard, en Florida. 

La Policía de Cocoa, Florida, arrestó a un hombre que presuntamente agredió sexualmente a una mujer por ocho meses mientras la mantenía secuestrada en su camión, quien se salvó gracias a enviar un mensaje de texto a una persona en Puerto Rico.

De acuerdo a las autoridades, el pasado sábado se reportó una agresión sexual por una paciente, en el Centro Médico Regional de Rockledge, una pequeña ciudad en Florida.

La víctima -cuya identidad no se informó- le dijo a la Policía que había sido abusada sexualmente por un hombre identificado como Robert Jeffrey Johnson Jr., luego de haberse encontrado con él, en Delaware, mientras ejercía la prostitución. 

Según la denuncia, la mujer entró en el camión del hombre y este le preguntó dónde podía conseguir drogas. 

Según la víctima, luego de varias horas con el hombre, le indicó que quería regresar a su hogar. Sin embargo, la respuesta de Johnson fue un golpe en la cara que ocasionó que perdiera uno de sus dientes.

Poco después, el hombre condujo de vuelta a Delaware y actuó como si la fuera a liberar, pero lo que hizo fue golpearla, una vez más, causando que perdiera otro de sus dientes frontales. 

De acuerdo a la información provista por la víctima a las autoridades, el hombre alquiló un motel una semana después de haberla cautivado por dos días y abusó sexualmente de ella por primera vez.

Desde ese entonces, Johnson continuó abusando de la mujer diariamente. 

Como si fuera poco, la mujer sostiene que muchas de las violaciones, dentro de la camioneta de Johnson, ocurrieron frente a una niña que sería la propia hija del hombre.

Basándose en la información de la víctima, el hombre solía hacer actos inapropiados frente a la niña como ver pornografía, usar drogas y bañarse con ella en paradas de autobuses. 

Según la Policía, el pasado 19 de noviembre, la víctima tomó el celular del hombre y le escribió un texto a su madre en Puerto Rico, pidiéndole ayuda, según reportaron medios locales.

No obstante, esta fue sorprendida por Johnson, quien le apuntó con una pistola en la cabeza y le dijo: “¿Qué sucede si te vuelo los sesos ahora mismo?”.

Luego de la amenaza de muerte, el hombre finalmente liberó a la mujer en una parada de autobuses, informaron las autoridades. "No voy a ir preso por ti ni por tu madre", le dijo, según reportaron medios locales. 

Al ser confrontado por la Policía, Johnson negó todas las alegaciones de la víctima y afirmó que toda relación sexual que tuvo con ella fue bajo su consentimiento.

A pesar de negar los hechos y declararse no culpable, las autoridades aseguraron que el presunto agresor cambió su historia sobre ciertos eventos en varias ocasiones. 

Asimismo, la menor que acompañaba a Johnson también lo acusó de haber abusado sexualmente de ella. 

Johnson enfrenta cargos de trata humana y agresión sexual.