Trump Business Washington Hotel

La empresa del expresidente Donald Trump perdió más de 70 millones de dólares en la explotación de su hotel en Washington D.C. mientras estaba en el cargo, lo que le obligó en un momento dado a obtener un aplazamiento de los pagos de un préstamo por parte de un importante banco, según documentos publicados el viernes 8 de octubre de 2021 por un comité de la Cámara de Representantes que investiga sus negocios.

NUEVA YORK- La empresa del expresidente Donald Trump perdió más de 70 millones de dólares en su hotel de Washington, D.C., durante sus cuatro años de mandato a pesar de recibir millones de gobiernos extranjeros, según documentos publicados el viernes por un comité del Congreso que investiga sus negocios.

El Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes dijo que el hotel de lujo, a pocas cuadras de la Casa Blanca, tenía tantas dificultades que la Organización Trump tuvo que inyectar 27 millones de dólares de otras partes de su negocio y obtuvo un trato preferencial de un importante prestamista para retrasar los pagos de un préstamo de 170 millones de dólares.

El comité dijo que las pérdidas se produjeron a pesar de los ingresos estimados de 3.7 millones de dólares procedentes de gobiernos extranjeros, negocios que, según los expertos en ética, Trump debería haber rechazado porque planteaban conflictos de intereses con su papel de presidente.

La Organización Trump dijo en un comunicado que las conclusiones del comité liderado por los demócratas eran engañosas y falsas, y que no recibió ningún trato especial de un prestamista.

"Este informe no es más que un acoso político continuado en un intento desesperado de engañar al público estadounidense y difamar a Trump en busca de su propia agenda", dijo la empresa.

Los documentos de la comisión, la primera divulgación pública de los estados financieros auditados del hotel, muestran fuertes pérdidas a pesar de un negocio enérgico de los grupos de presión, las empresas y los grupos republicanos mientras Trump estaba en el cargo.

El supuesto retraso del préstamo del Deutsche Bank al presidente fue un "trato preferencial no revelado" que debería haber sido reportado por el presidente porque el banco tiene un negocio sustancial en los Estados Unidos, dijo el comité en una carta a la Administración de Servicios Generales, la agencia federal que supervisa el hotel. El hotel está arrendado por el gobierno federal a la Organización Trump.

"Los documentos ... plantean nuevas y preocupantes preguntas sobre el contrato de arrendamiento del ex presidente Trump con la GSA y la capacidad de la agencia para gestionar los conflictos de intereses del ex presidente durante su mandato cuando estaba efectivamente en ambos lados del contrato, como arrendador y arrendatario", escribieron en su carta los copresidentes demócratas del comité, Carolyn Maloney de Nueva York y Gerald Connolly de Virginia.

La GSA no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Por su parte, el Deutsche Bank dijo en un comunicado que el comité hizo "varias afirmaciones inexactas" sobre el acuerdo de préstamo, pero se negó a dar más detalles, citando preocupaciones sobre la privacidad del préstamo.

La carta del comité a la GSA decía que las pérdidas del hotel contradecían la "imagen exagerada de éxito financiero" que el presidente presentaba en los informes de divulgación financiera personal que enviaba cada año a una agencia federal de ética. Pero esos informes sólo exigen que se declaren los ingresos, no los beneficios, una comparación de manzanas con naranjas que uno de los hijos de Trump aprovechó en un tuit para arremeter contra el comité.

"Por favor, aprendan la diferencia entre ingresos brutos y beneficios netos antes de escribirnos largas cartas", escribió Eric Trump, calificando al comité de "incompetente".

La compañía de Trump ha estado tratando de vender el hotel de 263 habitaciones desde el otoño de 2019, pero ha tenido problemas para encontrar compradores durante la pandemia de coronavirus a un precio inicial de venta reportado de más de 500 millones de dólares.

El jefe del organismo de vigilancia de la ética gubernamental CREW dijo que las pérdidas arrojan nueva luz sobre la negativa de Trump a prohibir que los gobiernos extranjeros patrocinen sus negocios.

"El único salvavidas era el negocio corrupto que venía de personas y organizaciones y gobiernos que buscaban influir en él", dijo Noah Bookbinder, presidente de Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington. "Su uso de la presidencia para conseguir negocios fue absolutamente esencial para frenar el flujo de pérdidas".

Para disipar las preocupaciones sobre el conflicto de intereses, Trump prometió enviar anualmente los pagos al Tesoro de Estados Unidos sobre las ganancias del gobierno extranjero de sus negocios. El comité dijo que los pagos del hotel de Washington bajo este acuerdo sumaron más de 350,000 dólares en los primeros tres años de su presidencia. Los críticos del acuerdo voluntario dicen que la definición de ganancias de Trump no es clara y dio al presidente mucho margen para rebajar la cifra.

Aunque el hotel de Washington se vio muy afectado por los cierres relacionados con la pandemia el año pasado, los estados financieros auditados publicados por el comité muestran que también sufrió todos los años que estuvo abierto antes de eso. Perdió casi 50 millones de dólares en los tres primeros años de su presidencia, y