Capitolio Wisconsin

Trabajadores empiezan a cubrir con madera las ventanas del Capitolio estatal de Wisconsin en Madison. >Todd Richmond/AP

WASHINGTON — El FBI ha advertido que hay planes de protestas de personas armadas en las capitales de los 50 estados y en Washington en los días previos a la juramentación del presidente electo Joe Biden, lo que aviva los temores de más derramamiento de sangre después de la irrupción al Capitolio la semana pasada.

A través de un boletín interno, el FBI advirtió que podrían registrarse marchas en todo el país a partir del fin de semana y extenderse hasta la toma de protesta de Biden el 20 de enero, de acuerdo con dos funcionarios del orden público que leyeron detalles del memo a The Associated Press.

Los investigadores creen que algunos de los manifestantes son integrantes de grupos extremistas, de acuerdo con los funcionarios. La cadena ABC fue la primera en reportar el boletín.

“Protestas armadas están siendo planificadas en los 50 capitolios estatales del 16 de enero hasta al menos el 20 de enero, y en el Capitolio federal del 17 de enero hasta el 20 de enero”, se lee en el boletín, de acuerdo con uno de los funcionarios. Ambos hablaron con la AP bajo condición de anonimato dado que no tenían autorización para abordar el asunto públicamente.

El FBI emitió al menos un boletín —van dirigidos a las agencias policiales de todo el país— antes de los disturbios de la semana pasada. El 29 de diciembre advirtió sobre la posibilidad de que manifestantes armados irrumpieran en legislaturas, dijo el segundo funcionario.

El general del Ejército Daniel Hokanson, jefe de la Agencia de la Guardia Nacional, dijo el lunes a los reporteros que la Guardia también está vigilando en todo el país.

“Nos mantenemos atentos en todo el país a fin de garantizar que estamos monitoreando, y que nuestra Guardia en todos los estados mantiene una estrecha coordinación con sus agencias locales de policía para brindar cualquier apoyo solicitado”.

Los disturbios sucedieron luego de llamados por internet a cometer actos de violencia en Washington para los últimos días de la presidencia de Donald Trump.

Un tuit en el que Trump prometió que el evento del pasado miércoles “será una locura” avivó un “frenesí de todo un mes de provocaciones, formulación de estrategias y adopción de la violencia contra los legisladores”, de acuerdo con un grupo de investigación que rastrea la actividad de extremismo en línea. En un informe emitido el sábado, el Grupo de Inteligencia SITE también advirtió que el ataque al Capitolio ha envalentonado a extremistas partidarios de Trump.