seguro

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó hoy una prueba de coronavirus que puede proporcionar resultados en menos de 15 minutos, utilizando la misma tecnología que impulsa algunas pruebas rápidas de gripe.

El nuevo diagnóstico podría acelerar las pruebas en los Estados Unidos, permitiendo resultados rápidos en los consultorios médicos. Pero la escasez de equipos críticos utilizados para recolectar muestras de pacientes, como máscaras e hisopos, podría mitigar su impacto.

Según publicó CNN, la FDA autorizó la prueba para uso de emergencia, indicando que los reguladores federales estaban satisfechos con los datos de validación de la prueba y creen que sus beneficios superan cualquier riesgo, como falsos positivos o negativos.

El fabricante de la prueba, Abbott, dijo que espera entregar 50,000 pruebas por día a partir de la próxima semana. La tecnología detrás de la prueba busca genes que están presentes en el virus, de manera similar a las pruebas de PCR que ya están en el mercado.

La plataforma utilizada para ejecutar la prueba pesa menos de 7 libras, según Abbott, y podría desplegarse "donde más se necesitan pruebas", como en los puntos críticos de coronavirus.

La semana pasada, la FDA autorizó otra prueba rápida, una de la compañía de diagnóstico molecular Cepheid, que proporciona resultados en aproximadamente 45 minutos. La mayoría de las pruebas de laboratorio para el coronavirus tardan desde unas pocas horas hasta días en recibir resultados.

Sin embargo, todas las pruebas autorizadas por la FDA requieren muestras de pacientes, y los centros de atención médica dicen que se enfrentan a la escasez de suministros críticos necesarios para recolectar muestras.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una guía que permite a algunos pacientes recolectar sus propios hisopos nasales en las instalaciones de atención médica, lo que podría reducir la cantidad de equipo de protección necesario para los trabajadores de la salud.

Pero algunas jurisdicciones, como la ciudad de Nueva York, han dicho que los pacientes con enfermedades similares al coronavirus deben quedarse en casa, diciendo que es "más seguro para los pacientes y los trabajadores de la salud" y no cambia el tratamiento que reciben los pacientes.

Estados Unidos se convirtió en el primer país en sobrepasar los 100 mil casos de Covid-19 en todo el mundo.

Tags