Floyd murió por falta de oxígeno, declara médico ante juez

El doctor Martin Tobin declara para la fiscalía en el caso contra el expolicía Derek Chauvin, acusado de la muerte de George Floyd en mayo de 2020, en la corte del condado Hennepin, en Minneapolis, el 8 de abril de 2021.

MINNEAPOLIS — George Floyd murió por falta de oxígeno al estar inmovilizado boca abajo en el pavimento con las manos esposadas detrás de él, testificó un experto médico el jueves en el juicio por asesinato del exoficial Derek Chauvin en Minneapolis.

Cuando Floyd era sometido por Chauvin y otros oficiales no alcanzaba a respirar bien y recibir suficiente oxígeno, lo que a su vez le atrofió el cerebro y le paralizó el corazón, dijo el doctor Martin Tobin, especialista pulmonar del Hospital Edward Hines Jr. y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Loyola en Chicago.

Tobin subió al estrado como parte de la estrategia de los fiscales para establecer que fueron las acciones de Chauvin y no el uso de drogas y las condiciones de salud subyacentes de Floyd —como sostiene la defensa— las que mataron al hombre negro de 46 años en mayo pasado.

Expert says Floyd died from a lack of oxygen

Analizando una presentación gráfica de los tres oficiales que inmovilizaron a Floyd durante más de nueve minutos, el médico dijo que, según sus cálculos, la rodilla de Chauvin estuvo "sobre el cuello (de Floyd) el 90% del tiempo".

Expert says Floyd died from a lack of oxygen

Tobin dijo que parecía que Floyd estuvo recibiendo suficiente oxígeno durante los primeros cinco minutos para mantener vivo su cerebro porque todavía estaba hablando.

El experto explicó a los miembros del jurado que cuando el espacio en las vías respiratorias se estrecha, respirar se vuelve "enormemente más difícil", y agregó que sería peor que "respirar a través de una pajita".

Expert says Floyd died from a lack of oxygen

Tobin testificó que si la hipofaringe, la parte inferior de la garganta, se obstruye por completo, solo se necesitan unos segundos para reducir el nivel de oxígeno hasta resultar "en una convulsión o un ataque cardíaco".