NACIONES UNIDAS — El gobierno del presidente Joe Biden anunció el martes la restauración de las relaciones con la Autoridad Palestina y la reanudación de la ayuda a los refugiados palestinos. Esto anula la decisión del gobierno anterior y es un elemento clave de su apoyo a la solución de dos estados para poner fin a décadas de conflicto entre israelíes y palestinos.

El embajador interino ante la ONU, Richard Mills, hizo el anuncio en una reunión de alto nivel del Consejo de Seguridad. Para el nuevo gobierno, dijo, "esta sigue siendo la mejor manera de asegurar el futuro de Israel como estado democrático y judío y a la vez sostener las legítimas aspiraciones palestinas de un estado propio y una vida con dignidad y seguridad".

El gobierno del expresidente Donald Trump dio un apoyo sin precedentes a Israel, reconoció a Jerusalén como su capital, trasladó la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv, redujo drásticamente la ayuda financiera a los palestinos y cambió el rumbo sobre la ilegitimidad de los asentamientos judíos en tierras reclamadas por los palestinos.