70971440_10101915260551073_4501072614642417664_n.jpg

Un romántico momento se convirtió en una pesadilla cuando un hombre murió ahogado luego de pedirle matrimonio a su novia durante unas vacaciones en Tanzania.

Según informó la BBC, el hombre identificado como Steven Weber se lanzó al océano con un trozo de papel -frente al vidrio del piso de su cabaña- con el mensaje: "¿Podrías ser mi esposa?".

Luego, abre una caja con el anillo de compromiso y, tras hacerlo, comienza a nadar hacia la superficie.

La novia, Kenesha Antoine expresó que Weber no logró salir para escuchar su respuesta, que sería una afirmativa.

"Nunca pudimos abrazarnos y celebrar el comienzo del resto de nuestras vidas juntos, ya que el mejor día de nuestras vidas se convirtió en el peor, en el giro más cruel del destino imaginable", ha escrito en una publicación en su cuenta de Facebook.

“Te voy a encontrar y casarme contigo en la próxima vida, y la próxima, y la próxima, y la próxima... Te quiero mucho, y siempre lo haré”, escribió la joven.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos dijo que está al tanto de la muerte de un ciudadano estadounidense en Tanzania, en África Oriental.