Trump

El presidente Donald Trump trató durante una década de realizar proyectos en China, donde mantuvo una oficina durante su primera campaña presidencial y formó una sociedad con una empresa controlada por el gobierno, según revelaciones del diario New York Times.

China es uno de tres países extranjeros —los otros son Gran Bretaña e Irlanda— donde Trump tiene cuentas bancarias, de acuerdo con un análisis de las declaraciones impositivas del presidente realizado por el Times. Las cuentas extranjeras no aparecen en las declaraciones financieras públicas de Trump, donde debe incluir sus bienes personales porque aparecen bajo nombres de empresas.

La cuenta china es controlada por Trump International Hotels Management LLC, que según las declaraciones pagó impuestos por valor de 188,561 dólares en China cuando buscaba acuerdos de licencia en 2013 y 2015.

En respuesta a preguntas del Times, Alan Garten, un abogado de la Organización Trump, dijo que la empresa había “abierto una cuenta con un banco chino con oficinas en Estados Unidos para pagar los impuestos locales” asociados con los intentos de hacer negocios allá. Dijo que la empresa abrió la cuenta después de instalar una oficina en China “para explorar la posibilidad de tratos hoteleros en Asia”.

“Ningún acuerdo, transacción o negocio alguno se materializó y desde 2015 la oficina permanece inactiva”, dijo Garten. “Aunque la cuenta bancaria permanece abierta, jamás se la ha utilizado con otro fin”.

Garten se negó a identificar el banco chino donde se encuentra la cuenta.

China está presente en la campaña presidencial hacia las elecciones del mes próximo, desde la guerra comercial del presidente hasta sus pullas sobre el origen de la pandemia de coronavirus. Su campaña ha tratado de presentar al adversario Joe Biden como alguien que no comprende los peligros del poder creciente de China.

Las declaraciones financieras e impositivas reveladas voluntariamente por el exvicepresidente Biden no revelan que tenga negocios en China.