Congreso

Finalmente los líderes de la Casa Blanca y el Senado llegaron a un acuerdo sobre el paquete de $2 trillones de estímulo económico para enfrentar la pandemia de coronavirus (Covid-19), luego de varios días de negociaciones.

Según el director de asuntos legislativos de la Casa Blanca, Eric Ueland, se llegó a un consenso histórico que se calificó como uno de nivel de inversión para tiempos de guerra, en el cual Puerto Rico y los otros territorios han sido incluido.

El Senado se volverá a reunir hoy al mediodía, por lo que todavía no se han ofrecido los detalles del plan económico, aunque se sabe que la propuesta incluye $250,000 millones para pagos directos a individuos y familias; $350,000 millones en préstamos para pequeñas empresas; $250,000 millones en beneficios de seguro de desempleo y $500,000 millones en préstamos para las empresas que enfrenten dificultades económicas ante la emergencia que afecta el comercio a nivel global.

Según la oficina del líder de la minoría, Chuck Schumer, el proyecto de rescate más grande en la historia de Estados Unidos también tiene una disposición que impediría al presidente Donald Trump y su familia, así como a otros altos funcionarios del gobierno y miembros del Congreso, obtener préstamos o inversiones de los programas del Tesoro.

El paquete se concentra en ayudas financieras para una economía trastocada severamente por la pérdida de empleos, con ayudas a los trabajadores y familias estadounidenses, así como a las pequeñas empresas y las principales industrias, incluidas las aerolíneas.

“Esta legislación se necesita con urgencia para impulsar la economía, proporcionar inyecciones de efectivo y liquidez para estabilizar los mercados financieros para superar un período difícil y desafiante en la economía”, dijo Larry Kudlow a la prensa estadounidense, principal asesor económico del presidente Trump.

Según el plan que se ha estado discutiendo en el Congreso, las personas que ganan $75,000 o menos en ingresos brutos ajustados, obtendrían pagos directos de $1,200, mientras que parejas casadas que ganan hasta $150,000 recibirán $ 2,400 y $ 500 adicionales por cada hijo. Aunque el texto final del proyecto de ley no se ha publicado, algunas de las áreas que se han debatido por demócratas y republicanos son $500,000 millones para otorgar préstamos a empresas en dificultades, con $50,000 millones en préstamos para compañías aéreas de pasajeros.

Otros renglones que se han discutido son la posibilidad de proporcionar cuatro meses de beneficios de desempleo, que se extienden a los trabajadores por cuenta propia.

Además, el proyecto de ley garantizaría que la Administración de Pequeñas Empresas otorgue préstamos a las pequeñas empresas para garantizar que puedan mantener sus nóminas y pagar sus deudas. También se proporcionarían fondos para los hospitales más afectados con un presupuesto de $130,000 millones y $150,000 millones para los gobiernos estatales y locales que tienen problemas de efectivo debido a su respuesta para combatir el coronavirus.