SOUTHPORT— La tormenta tropical Isaías provocó tornados y lluvias intensas en su marcha hacia el norte el martes luego de tocar tierra como huracán a lo largo de la costa de Carolina del Norte. Dejó botes apilados en los muelles y provocó inundaciones e incendios que desplazaron a decenas de personas. Al menos dos personas murieron cuando un tornado pasó por un barrio de casas rodantes.

Los vecinos salieron el martes a recoger los escombros.

Dos personas murieron y varias resultaron heridas con el paso de un tornado por un barrio de casas rodantes en el condado de Bertie, Carolina del Norte, unos 320 kilómetros al norte de donde Isaías tocó tierra. Las autoridades locales no respondieron de inmediato a los pedidos de detalles.

El ojo del meteoro llegó a la costa pasadas las 11:00 p.m. del lunes con vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora. Para el martes al mediodía, tenía vientos máximos sostenidos de 70 mph.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que podría haber inundaciones en Washington, Baltimore y otras ciudades de esa franja del noreste, con peligro para la vida.

"No creemos que habrá mucho debilitamiento, creemos que habrá vientos y ráfagas muy fuertes que afectarán la zona atlántica central y el noreste durante el próximo día o dos", dijo el especialista Robbie Berg a The Associated Press.

Se registraron al menos dos tornados cerca de Kilmarnock, Virginia, y Vienna, Maryland. Los vientos fuertes y las lluvias derribaron árboles, y unos 650.000 usuarios sufrieron apagones en Carolina del Norte y Virginia, de acuerdo con PowerOutage.US, que rastra los informes de los servicios públicos.

Isaías osciló entre la fuerza de tormenta tropical y huracán en su paso hacia la costa de Estados Unidos. Causó dos muertes en el Caribe y asoló las Bahamas antes de rozar la costa de Florida.