carcel

CIUDAD GUATEMALA — Un maestro que abusó durante años de una niña indígena, utilizando su influencia como líder local de una comunidad rural del occidente de Guatemala, fue condenado ayer a 27 años en prisión por violación continua de una menor.

La condena a Armando Filiberto Vaidez Juárez es una de las primeras sentencias en varios procesos judiciales iniciados contra educadores, dijeron los abogados de la menor.

“Este es el primero de tres casos que ya están en debate”, dijo la abogada Lili Vásquez, quien participó del juicio en apoyo a la víctima y quién explicó que se busca llevar a la justicia 22 casos de abusos de este tipo en la zona.

“Hoy se le condenó ‘al profe’ a 27 años y ocho meses por violación sexual y agresión sexual", dijo Vásquez y agregó que la defensa del acusado culpó a la niña. “La defensa utilizó los sesgos de género y los estereotipo de género, atacando directamente a la víctima, diciendo que era la responsable de no haber puesto atención y no a su patrocinado de haber violado a una niña de 12 años”.

El veredicto se dictó en el Tribunal de Femicidio y Otras Formas de Violencia contra la mujer de Cobán, en el departamento de Alta Verapaz, al occidente de la capital guatemalteca.

Según la investigación, la menor fue víctima de repetidas violaciones entre los 12 y los 14 años y el acusado utilizó su poder cómo educador y trabajador del Ministerio de Educación para amenazar, amedrentar y descalificar la acusación y evadir la justicia.

“El motor (del trabajo) es poderle decir a las niñas que tenemos derecho a vivir una vida libre de violencia”, dijo Vásquez.

Tags