Virus Outbreak China

Las autoridades han impuesto mayores restricciones en la provincia de Jilin.

Unas 108 millones de personas en la región noreste de China están nuevamente bajo condiciones de cierre, al haber aumentado la cantidad de positivos al coronavirus (Covid-19). 

En las ciudades de la provincia de Jilin-que bordea los países de Rusia y Corea del Norte- suspendieron los servicios de  trenes y autobuses, cerraron las escuelas y pusieron en cuarentena a decenas de miles de personas.

Aunque el grupo de 34 infecciones no está creciendo tan rápidamente como el brote en Wuhan, que inició la pandemia mundial en diciembre pasado, la reacción rápida y poderosa de China refleja su temor a una segunda ola después de frenar la propagación, reseñó el portal de noticias Bloomberg.

Los funcionarios de salud aún no saben cómo comenzó el nuevo grupo, pero sospechan que los pacientes pueden haber estado en contacto con retornados infectados de Rusia, que tiene uno de los peores brotes en Europa.

El gobierno de Shulan, una ciudad en Jilin, dijo el lunes en WeChat que implementaría sus medidas más estrictas para contener el virus.

Entre las restricciones, en los complejos residenciales con casos confirmados o sospechosos serán cerrados y solo una persona de cada familia podrá salir para comprar artículos esenciales durante dos horas cada dos días.

Además, las personas que traten de desplazarse de esa provincia, se le impondrá una cuarentena durante 21 días.

Mientras, en los restaurantes se permitirá solo dos personas por mesa.