Policía USA

Una visita sorpresa, en ocasiones, puede resultar en tragedia. Este fue el caso de una estudiante luego de que su mamá la confundiera con un asaltante y la recibiera a disparos mientras entraba a su casa. 

La mamá, originaria de Ohio, pensó que se trataba de un intruso y jamás imaginó que era su hija regresando de la universidad.

En la noche del viernes 6 de septiembre, la joven de 18 años y su novio entraron a la casa de su madre, con la intención de sorprenderla con la visita. Pero la sorpresa se la llevaron ellos cuando la mamá creyó que se trataba de un criminal irrumpiendo en su hogar y sintió la necesidad de protegerse con su arma.

Cuando la estudiante abrió la puerta de la recámara de su mamá, la mujer tiró un disparo que logró impactar el codo de su hija. No fue hasta después de haber apretado el gatillo que se dio cuenta de su horrible error.

El novio de la estudiante llamó al 9-1-1 reportando lo que había pasado. “Mi novia acaba de llegar a casa de la universidad y su mamá no sabía, así honestamente… le disparó accidentalmente y no sabemos qué hacer”, dijo el joven en la llamada indicando que la joven estaba sangrando severamente.

De acuerdo con el jefe de la policía de Girard, la madre tenía un permiso válido para portar armas y tras escuchar los ruidos en la cocina decidió tomar la pistola que ya tenía lista cerca de su cama, en preparación a un incidente.

Cuando los detectives llegaron a la escena, encontraron a la joven saliendo de la casa con el brazo envuelto en una toalla ensangrentada. Los oficiales encontraron el revólver en el piso de la recámara, justo a lado de la cama y se llevaron el arma como evidencia.

Norman aseguró que están tratando este caso como cualquier otro ataque involucrando arma de fuego, por lo que tendrán que presentar la evidencia al fiscal quien decidirá si presentará cargos contra la madre. Mientras tanto la víctima fue dada de alta del hospital y se encuentra descansando.

Finalmente el Norman advirtió que si sabes que alguien tiene un arma y no están esperando que llegues, lo más inteligente es anunciar tu visita al momento de entrar a la casa para evitar este tipo de incidentes. “Incluso si te paras a tomar agua a la mitad de la noche, solo anúnciate”, expresó el jefe de policía.