SEÚL— A un exempleado de Samsung que durante casi un año protestó por su despido viviendo arriba de una torre de cámara vial de 25 metros (82 pies) de altura en la capital de Corea del Sur le ayudaron a bajar el viernes después de que la empresa se disculpóp por su situación.

Kim Yon-hee, de 60 años, ondeó un letrero con un logo de Samsung y una frase de protesta mientras un rescatista con una escalera de camión de bomberos lo ayudó a bajar de la torre junto a una calle cerca de la oficina de Samsung Electronics en Seúl.

Kim fue despedido de la compañía en 1995 por lo que afirma fueron sus intentos de organizar un sindicato.

Kim decidió poner fin a su protesta aérea después de 354 días después de que el heredero multimillonario de Samsung, Lee Jae-yong, actualmente en juicio por cargos de corrupción, juró poner fin a décadas de reprimir las actividades sindicales en la empresa.

En su disculpa, Samsung dijo que debió haber hecho más para aliviar el "dolor y agonía" de Kim, que dijo que fue provocado por "conflictos con la compañía durante el proceso de sus movimientos laborales seguidos a su despido". La compañía no reconoció claramente la afirmación de que Kim perdió su empleo en la ahora desaparecida unidad aeroespacial de Samsung porque intentó fundar un sindicato.

Los activistas que representan a Kim dijeron en un comunicado que Kim considera que redimió su honor con la disculpa de Samsung.

Ni Kim ni Samsung ofrecieron detalles de sus conversaciones, ni si sería compensado económicamente o reintegrado a la compañía.