Xenses

El parque Xenses, el cual es operado por Grupo Xcaret. >Xcaret

CIUDAD DE MÉXICO — Una falla en un equipo de un parque temático mexicano operado por Grupo Xcaret provocó que un niño de 13 años fuera succionado por un filtro de agua mientras nadaba en un río artificial, ante lo cual se ahogó, informaron autoridades el jueves.

La fiscalía del estado de Quintana Roo abrió una investigación de homicidio culposo en el caso.

El fallecimiento ocurrió el 27 de marzo en una atracción que simula un río similar a los que hay en algunas cavernas y que tiene 2 pies de profundidad en el parque Xenses, el cual es operado por Grupo Xcaret y se ubica a un costado del parque Xcaret cerca de Playa del Carmen, en el Caribe mexicano. Este último parque también pertenece a la compañía.

La empresa señaló en un comunicado que el accidente se debió a un error humano y a reparaciones no autorizadas que se llevaron a cabo en la atracción.

“Cuando (el niño) se encontraba con su señor padre nadando en un río, el menor fue arrastrado por la corriente, siendo rescatado por el padre”, informó la fiscalía. Sin embargo, no se pudo reanimar al menor.

Los familiares de la víctima señalaron en redes sociales que el niño fue succionado por un filtro. Imágenes publicadas también en redes sociales muestran señalamientos en el río en los que se indica que las autoridades cerraron temporalmente la atracción.

Según la fiscalía, el padre renunció a que se le practicara la necropsia a su hijo y le “otorgó el perdón legal” a la compañía.

El padre dijo al diario El Universal que las autoridades se negaron a entregarle el cuerpo de su hijo hasta que firmara el perdón, que presuntamente eximiría a la empresa de cualquier responsabilidad.

Tags