Pelosi

La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi. >Alex Brandon/AP

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, anunció que llevará a votación un cambio en las reglas para imponer multas a aquellos congresistas que se nieguen a cumplir con nuevos protocolos de seguridad impuestos tras el asalto al Capitolio la semana pasada.

El anuncio se da en respuesta a la instalación de detectores de metales fuera de la Cámara baja, medida que republicanos se han negado a acatar, algunos pasando sin detenerse y otros invocando la Constitución para expresar su disgusto con el nuevo requisito.

“Es trágico que este paso sea necesario, pero la Cámara de la Casa del Pueblo debe estar y estará segura”, expresó Pelosi. “Muchos republicanos de la Cámara de Representantes han faltado al respeto a nuestros héroes al abusar verbalmente de ellos y negarse a cumplir con las precauciones básicas”.

La nueva regla, que irá a votación la próxima semana cuando la Cámara retome su sesión, impone una multa de $5,000 por la primera ofensa y otra multa de $10,000 por la segunda ofensa. Las multas se descontarán directamente de los salarios de los congresistas.

“La Cámara pronto votará sobre un cambio de reglas que impondrá multas a quienes se nieguen a cumplir con estas protecciones”, reiteró Pelosi en declaraciones escritas.

La instalación de los detectores de metales se anunció tan solo un día después de la insurrección en el Capitolio por una turba incitada por el presidente Donald Trump. El asalto cobró la vida de cinco personas, incluidos dos oficiales del Capitolio federal.

Algunos republicanos han rechazado el nuevo protocolo, entre ellos la congresista de Colorado Lauren Boebert, quien se negó a permitir que los oficiales del Congreso revisaran su bolsa luego de activar el detector de metales a su paso.

Boebert ha sido criticada por su afán en portar su arma de fuego en las instalaciones del Capitolio.

“Estoy legalmente autorizada a portar mi arma de fuego en Washington, D.C. y dentro del complejo del Capitolio. Los detectores de metales fuera de la Cámara no hubieran detenido la violencia que vimos la semana pasada. Es solo otro truco político de la presidenta Pelosi”, alegó.

La Cámara baja también planifica imponer multas a aquellos congresistas que se nieguen a utilizar mascarillas, luego de que varios legisladores anunciaran resultados positivos a Covid-19 tras verse obligados a refugiarse con republicanos en contra de esta protección.