Carolina del Norte

Una multitud se congrega afuera del ayuntamiento después de que al menos un agente de la policía del condado Pasquotank mató a tiros a Andrew Brown Jr., un hombre de raza negra, mientras cumplía con una orden de arresto, el miércoles, 21 de abril de 2021, en Elizabeth City, Carolina del Norte. 

ELIZABETH CITY, Carolina del Norte, EE.UU. — Un policía de Carolina del Norte mató a tiros a un hombre de raza negra mientras cumplía con una orden de arresto, informaron las autoridades, en un incidente que desató el clamor de integrantes de la comunidad, que exigieron que la policía rinda cuentas y que se difundan inmediatamente las imágenes tomadas con la videocámara corporal.

Las autoridades no dieron detalles de lo sucedido, pero un testigo dijo que Andrew Brown Jr. fue baleado ayer mientras se alejaba manejando y que los agentes le dispararon varias veces. El auto se desplazó por el jardín frontal de la vivienda de Brown y terminó impactándose contra un árbol, afirmó Demetria Williams, quien vive en la misma calle.

Williams agregó que salió de su casa tras haber escuchado un disparo y que observó cuando se realizaron otros disparos hacia el vehículo.

“Cuando ellos abrieron la puerta él ya estaba muerto”, dijo Williams a The Associated Press. “Estaba desplomado”, aseguró la mujer. Dijo que los policías trataron de reanimarlo realizándole una compresión torácica.

Un auto que las autoridades retiraron del lugar parecía tener múltiples orificios de bala y el parabrisas roto.

El policía del condado de Pasquotank fue puesto bajo licencia mientras el Buró Estatal de Investigación atiende el caso, informó el jefe policial Tommy Wooten II en conferencia de prensa. Los registros de la corte muestran que Brown tenía 42 años y antecedentes con cargos por drogas y una condena por un delito menor de posesión de drogas.

Decenas de personas se reunieron en el lugar del incidente en Elizabeth City, un distrito de aproximadamente 18.000 habitantes ubicado a unas 170 millas al noreste de Raleigh, donde manifestaron su enojo y protestaron en compañía de familiares de Brown. Una multitud posteriormente se manifestó afuera del ayuntamiento cuando el Consejo municipal sostenía una reunión de emergencia, y algunas personas portaban carteles que proclamaban “Black Lives Matter” y “Dejen de matar a hombres negros desarmados”.

Conforme llegaba la noche, un grupo se reunió en el estacionamiento de la jefatura de policía y una muchedumbre que aumentó a más de 200 personas bloqueó la avenida principal de la ciudad.