PARÍS — El retiro del andamiaje derretido por el incendio de la catedral de Notre Dame se realizará “en las próximas semanas” para permitir que los trabajos de restauración comiencen el año entrante, dijo hoy el ministro de Cultura de Francia.

Han pasado seis meses desde el incendio del 15 de abril que arrasó la estructura medieval, que estaba siendo renovada en ese momento y cubierta de andamios donde antes se alzaba la aguja.

Los ingenieros trataban de determinar si el retiro del andamiaje agravaría los daños estructurales provocados por el fuego.

El ministro Franck Riester dijo que pasarán varios meses antes de que pueda comenzar la reconstrucción, ya que se debe evaluar la robustez de la estructura.

“Nuestra Notre Dame de París no ha sido totalmente salvada aún”, dijo Riester a la prensa.

El presidente Emmanuel Macron prometió en abril que el venerado monumento sería restaurado en cinco años, pero algunos detractores dicen que el plazo es excesivamente ambicioso.

El ministro de Cultura no mencionó plazos. Dijo hoy que se da prioridad a la calidad sobre la velocidad, aunque el plazo de cinco años representa la “ambición movilizadora” del estado.

“Para nosotros, la gran prioridad es realizar una restauración de calidad que capte la altura de lo que representa nuestra historia para nuestro país, para París, para la religión católica, para Notre Dame”, dijo Riester.

El gobierno no ha escogido un método en particular para la reconstrucción. Riester prometió consultas y debates. Como jefe del estado, Macron tiene la última palabra porque la catedral pertenece al gobierno.

“Estamos resueltos a hacer las cosas de manera totalmente transparente”, dijo Riester.

Aún no se ha resuelto un presupuesto. Unos 350,000 donantes han entregado o prometido un total de 1,020 millones de dólares, dijo el ministro.

La Fundación Notre Dame ha recibido 114 millones de dólares a la fecha.