Virus Outbreak Peru

LIMA— La ministra de Salud peruana que dirigió la lucha contra el coronavirus renunció presionada por el Parlamento opositor por un caso ligado a la vacuna de la farmacéutica estatal china Sinopharm, informó el sábado el gobierno.

El presidente Francisco Sagasti dijo a la radio RPP que Pilar Mazzetti dimitió tras el interrogatorio “indignante” al que la sometió el Congreso que en medio de la pandemia la citó durante la semana para aclarar sobre cómo en octubre el entonces presidente Martín Vizcarra y su esposa Maribel Díaz participaron como voluntarios de un ensayo en tercera fase de una candidata a vacuna de la farmacéutica estatal china Sinopharm.

“Todos hemos visto lo agotada que está y lo injusto que ha sido el tratamiento que se le ha dado en el Congreso”, indicó Sagasti. “Durante la última semana hemos visto cómo, por horas de horas, se la sometía a un interrogatorio indignante", añadió. Mazzetti afrontaba una posible censura del Parlamento que la acusaba de “ocultar al país un hecho grave y que tiene indicios de presunta corrupción”.

El mandatario anunció que el nuevo ministro, Oscar Ugarte, asumirá el cargo antes del mediodía.

Vizcarra gobernó desde 2018 hasta noviembre pasado cuando fue destituido por el Congreso por presunta corrupción. Mazetti ya era ministra de Salud desde julio y dejó el cargo por siete días durante el fugaz gobierno de Manuel Merino, sucesor de Vizcarra. Ella retomó el cargo cuando Sagasti, sucesor de Merino, subió al poder.

Mazzetti explicó en el Parlamento que no conocía que Vizcarra o su esposa formaban parte de los 12.000 voluntarios de los ensayos en tercera fase de la candidata a vacuna de Sinopharm. Vizcarra, que está postulando para legislador para el periodo 2021-2026, confirmó el jueves a la prensa que él y su esposa sí participaron del estudio, aunque afirmó que desconoce si recibió placebo o la vacuna.

Mientras era presidente, Vizcarra nunca informó que participaba del ensayo, pese a que su gobierno negociaba con Sinopharm la adquisición de millones de vacunas, un hecho que no ocurrió en su gestión sino recién en enero durante el gobierno de Sagasti. Durante 2020, Sinopharm fue la única farmacéutica que realizó estudios experimentales en Perú.

Perú recibió el 7 de febrero las primeras 300,000 vacunas compradas a Sinopharm que ha comenzado a aplicar a médicos y enfermeras que tratan a pacientes graves con coronavirus. Durante la jornada, el mandatario Sagasti dijo que se recibirán otras 700,000 vacunas compradas a la farmacéutica estatal china.

Perú registra más de 1,2 millones casos de coronavirus y 43,255 fallecidos, según el Centro de Ciencia e Ingeniería en Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.