Evan Low

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 31 de agosto de 2018, el asembleísta demócrata Evan Low observa el debate sobre un proyecto de ley durante una sesión de la asamblea en Sacramento, California. 

SACRAMENTO, California, EE.UU. — California se convirtió ayer en el primer estado en obligar a las grandes tiendas departamentales a exhibir mercancías como juguetes y cepillos de dientes en una forma neutral respecto del género.

La medida supone una victoria para los activistas LGBT que señalan que los tonos rosas y azules en las estrategias tradicionales de comercialización apremian a los niños a ajustarse a estereotipos de género.

La nueva ley, firmada por el gobernador demócrata Gavin Newsom, no prohíbe las típicas secciones de chicos y chicas en las tiendas departamentales. Pero sí prevé que las grandes tiendas tengan también una sección neutral de género donde exhiban “una selección razonable” de productos “independientemente de si los han comercializado tradicionalmente para chicas y chicos”.

La medida no abarca a la ropa. La ley solo se aplica a juguetes y “artículos para el cuidado de los niños”, como productos de higiene y para los dientes. Y solo se aplica a las tiendas con al menos 500 empleados, lo que significa que los pequeños negocios están exentos.

El asambleísta Evan Low, demócrata de San José que elaboró el proyecto de ley, señaló que estaba “increíblemente agradecido” de que Newsom la firmara este año. Fue la tercera vez que los demócratas en la Legislatura estatal intentaron aprobar la ley tras el fracaso de propuestas similares en 2019 y 2020.

Low señaló haberse inspirado en la hija de 10 años de una de las personas de su personal que preguntó a su mamá por qué algunos artículos en la tienda estaban “excluidos” para ella por ser niña.

“Debemos parar la estigmatización de lo que es aceptable para ciertos géneros y dejar que los niños sean niños”, señaló Low. “Mi esperanza es que esta iniciativa aliente a más establecimientos en California y Estados Unidos a que eviten reforzar estereotipos dañinos y obsoletos”.

Aunque California es el primer estado donde la medida es obligatoria, algunas grandes tiendas departamentales ya han cambiado la manera como exhiben sus productos.

Target Corp., que tiene 1,915 tiendas en Estados Unidos, anunció en 2015 que sus tiendas dejarían de utilizar algunos letreros dirigidos específicamente a géneros.

Algunos republicanos y grupos conservadores se opusieron a la ley con el argumento de que el gobierno no debía indicar a los padres cómo comprar las cosas para sus hijos.