avalancha italia

Rescatistas siguen buscando víctimas del glacial que rompió y causó una avalancha en Italia. (Foto: AP/Luca Bruno)

CANAZEI, Italia (AP) - Los equipos de rescate encontraron partes de cuerpos y equipos mientras buscaban el martes a los excursionistas desaparecidos tras una fuerte avalancha que mató al menos a siete personas y que se atribuye en gran parte al aumento de las temperaturas que están derritiendo los glaciares.

Las autoridades temían inicialmente que 13 excursionistas siguieran desaparecidos, pero la provincia de Trento redujo el martes el número de personas desaparecidas a cinco, después de que otras ocho se pusieran en contacto con las autoridades.

La lluvia dificultó la búsqueda el lunes, pero el tiempo soleado del martes permitió a los helicópteros llevar más equipos de rescate hasta el lugar del glaciar de la Marmolada, al este de Bolzano, en las montañas Dolomitas, aunque las esperanzas de encontrar a alguien con vida disminuyeron.

Un enorme trozo del glaciar se desprendió el domingo, desencadenando una avalancha que envió torrentes de hielo, rocas y escombros hacia la ladera de la montaña, donde cayeron los desprevenidos excursionistas. Al menos siete personas murieron, según las autoridades.

"Tenemos que ser claros, encontrar a alguien vivo con este tipo de suceso es una posibilidad muy remota, muy remota, porque la acción mecánica de este tipo de avalancha tiene un impacto muy grande en las personas", dijo Alex Barattin, del Servicio de Rescate Alpino.

Nicola Casagli, geólogo y experto en avalanchas de la Universidad de Florencia, dijo que el impacto del derrumbe del glaciar sobre los excursionistas era mayor que el de una simple avalancha de nieve y les habría cogido completamente por sorpresa.

"Este tipo de sucesos, que son las avalanchas de hielo y escombros, son fenómenos impulsivos, rápidos e imprevisibles, que alcanzan velocidades muy altas y que implican grandes masas", dijo. "Y no hay posibilidad de ponerse a salvo ni de percibir el problema con antelación, porque cuando lo percibes, ya te han golpeado".

Las fotos de Associated Press, tomadas durante una inspección en helicóptero del lugar, mostraban un enorme agujero en el glaciar, como si hubiera sido tallado en el hielo gris azulado por un heladero gigante.

El terreno seguía siendo tan inestable que los equipos de rescate se mantenían al margen y utilizaban drones para tratar de encontrar sobrevivientes o señales de vida mientras los helicópteros buscaban por encima, algunos utilizando equipos para detectar señales de telefonía móvil. Dos rescatistas permanecieron en el lugar durante la noche, y se les unieron más rescatistas el martes por la mañana.

Maurizio Dellantonio, presidente nacional del Servicio de Rescate Alpino, dijo que los equipos habían encontrado partes de cuerpos, equipo de senderismo y ropa en la superficie de los escombros, evidencia del fuerte impacto de la avalancha sobre los excursionistas.

"Hemos recuperado muchos fragmentos en los últimos dos días. Son muy dolorosos para los que los recogen y luego para los que tienen que analizarlos", dijo. "Personalmente sólo puedo pensar que lo que hemos encontrado en la superficie será lo mismo que encontraremos debajo, cuando el hielo se derrita o excavando, si hay alguna posibilidad".

Las autoridades cerraron todas las rutas de acceso y los telesillas al glaciar para los excursionistas, por temor a que continúe la inestabilidad y a que puedan desprenderse más trozos de hielo.

El primer ministro Mario Draghi, que visitó el lunes la base de rescate en Canazei, reconoció que las avalanchas son imprevisibles, pero que la tragedia "depende ciertamente del deterioro de la situación climática".

Italia está inmersa en una ola de calor de principios de verano, unida a la peor sequía en el norte de Italia en 70 años. Los expertos afirman que durante el invierno cayó una cantidad inusualmente baja de nieve, lo que expuso más a los glaciares de los Alpes italianos al calor y al deshielo del verano.

"Estamos, pues, en las peores condiciones para un desprendimiento de este tipo, cuando hay tanto calor y tanta agua corriendo en la base", dijo Renato Colucci, del Instituto de Ciencias Polares del Consejo Nacional de Investigación, o CNR, estatal. "Todavía no podemos entender si se trata de un desprendimiento profundo o superficial, pero su tamaño parece muy grande, a juzgar por las imágenes preliminares y la información recibida".

El CNR ha estimado que el glaciar de la Marmolada podría desaparecer por completo en los próximos 25-30 años si se mantienen las tendencias climáticas actuales, ya que entre 2004 y 2015 perdió el 30% de su volumen y el 22% de su superficie.

Casagli dijo que lo ocurrido en la Marmolada era inusual, pero afirmó que este tipo de avalanchas destructivas serán más frecuentes a medida que aumente la temperatura global.

"El hecho de que haya ocurrido en un verano abrasador con temperaturas anormales debe ser una llamada de atención para entender que estos fenómenos, aunque raros, son posibles", dijo a los periodistas. "Si no tomamos medidas decisivas para contrarrestar los efectos del cambio climático, serán cada vez más frecuentes".

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.