Sudan

Unas personas se reúnen durante una protesta en Jartum, Sudán.>Marwan Ali/AP

SHARM EL-SHEIJ— Las fuerzas de seguridad de Sudán dispararon municiones reales y gas lacrimógeno para dispersar protestas en la capital, Jartum, donde miles de personas salieron hoy, jueves, a las calles para oponerse a un golpe de Estado que ha sumido a la nación en un estancamiento profundo, dijeron activistas. Un policía y un manifestante perdieron la vida, de acuerdo con las autoridades y un grupo médico.

Las protestas en Jartum y en otras partes de Sudán son las más recientes de una serie de manifestaciones que se produjeron desde que el ejército derrocó el 25 de octubre al gobierno del primer ministro Abdalla Hamdok.

La toma del poder por parte de los militares ha trastocado la transición de Sudán hacia un gobierno democrático después de tres décadas de represión y aislamiento internacional bajo el autocrático presidente Omar Al Bashir. La nación africana transitaba por un camino frágil hacia la democracia desde que un levantamiento popular obligó a los militares a destituir a Al Bashir y a su gobierno islamista en abril de 2019.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, marcharon en varios sitios de Jartum y su ciudad gemela Omdurmán, de acuerdo con unos videos que circulaban en internet. Había una fuerte presencia de las fuerzas de seguridad. También se reportaron protestas en la región occidental de Darfur.

Los manifestantes exigieron la salida de los militares del poder y que se establezca un gobierno completamente civil para que lidere la transición.

Las fuerzas de seguridad utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a quienes marchaban en la principal avenida de Jartum con dirección al fortificado palacio presidencial, de acuerdo con el movimiento a favor de la democracia.

Unos videos publicados en internet mostraban humo blanco, aparentemente del gas lacrimógeno, mientras los manifestantes trataban de refugiarse y otros lanzaban piedras a los elementos de las fuerzas de seguridad.

La policía dijo que un agente de alto rango que estaba cerca del palacio presidencial falleció. El comunicado no dijo cómo el coronel Ali Hamad perdió la vida, pero medios de comunicación locales reportaron que fue apuñalado mientras las fuerzas de seguridad dispersaban a los manifestantes.

En el distrito de Bahri, en Jartum, un manifestante perdió la vida tras ser baleado y decenas más resultaron heridos.

Tags