Nota

La nota hallada por la joven en un pantalón en Puerto Rico. 

Un mensaje de auxilio. Desesperado. Que pide ayuda y denuncia que quien lo escribe es víctima de trabajo forzado y maltrato. Un mensaje que fue descubierto en Puerto Rico y que pone de relieve la desesperante situación que viven miles de personas en todo el mundo que son víctimas de maltrato laboral. 

Según publicó una joven boricua en redes sociales, el mensaje fue encontrado oculto y cosido en un pantalón que fue comprado en una tienda en Hatillo. 

“Por este medio quiero pedir ayuda por estas personas, que no sabemos quienes son pero que a través de una nota podemos sentir su desespero”, dice el mensaje publicado por la hermana de la joven que compró el pantalón. 

“Durante el día de hoy mi hermana hizo una compra de pantalones en Burlington de Hatillo y cuando llega a casa y se prueba los pantalones se percata que uno tenía una bolsita y estaba con un pedazo de tela blanca escrita, cocida en el pantalón”, explica la joven identificada como Andrea Nichole Rodríguez y quien es policía de profesión. 

La nota -según se puede ver en la foto que acompaña el posteo- pide ayuda “ya que están trabajando más de 12 horas y alegadamente no le están dando alimentos”.  

Escrita en inglés, la nota parece haber sido redactada en la provincia china de Nan, en una prisión en Xinzheng

“El jean fue hecho en la provincia de Nan (ilegible) en la prisión de Xin Zheng. Cada día debemos trabajar 12 horas. ¡No (tenemos) comida suficiente! ¡Estamos cansados! ¡Necesitamos ayuda! SOS! Envía este mensaje a los periodistas y a los medios”, dice la nota escrita en un pedazo de tela y cosida en el pantalón.  

La marca del pantalón es Wax Jeans. La empresa afincada en California tiene modelos similares en su web y reconoce que tienen fábricas en “China, Camboya, Vietnam y Bangladesh. Nuestra oficina en China colabora estrechamente con las fábricas locales de confección vertical, de tejidos y de costura de estos países y se dedica a proporcionar productos de alta calidad y una entrega fiable”.

EL VOCERO se comunicó con las oficinas de la empresa para pedirle una reacción, pero de momento no han respondido.