RICHMOND — Una cuadrilla de trabajadores públicos retiró una segunda estatua confederada en Richmond el jueves, un monumento al oficial de la Armada del sur Matthew Fontaine Maury.

Una muchedumbre vitoreó cuando una grúa sacó la estatua de Maury de su base, un día después de que trabajadores municipales hicieran lo mismo con una estatua del general Stonewall Jackson acatando las órdenes del alcalde Levar Stoney de retirar todas las estatuas confederadas de las propiedades de la ciudad.

La estatua de Maury, develada en 1929, le muestra sentado en una silla con un globo terráqueo detrás de él. Fue el último de los cinco monumentos confederados erigidos en la famosa Avenida de los Monumentos en Richmond.

Maury encabezó las defensas costera, portuaria y ribereña para la Armada Confederada. Era un experto en meteorología naval y navegación.

Stoney hizo un llamado al retiro de las estatuas el mes pasado en medio de fuertes protestas callejeras por la muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de un policía de raza blanca en Minneapolis. El miércoles, el alcalde ordenó el retiro inmediato de las estatuas, argumentando que quería prevenir que los manifestantes resultaran heridos al tratar de sacarlas por su cuenta.

El mes pasado, el gobernador de Virginia, Ralph Northman, ordenó el retiro de la estatua confederada más prominente en Richmond —un monumento a Robert E Lee en propiedad estatal— pero eso ha sido bloqueado temporalmente por una demanda.

Richmond —que fue la capital de la Confederación— tiene cerca de una docena de monumentos confederados.

Manifestantes derribaron una estatua del presidente confederado Jefferson Davis el mes pasado. Otro monumento grande cuyo retiro ha sido programado es una estatua del general J.E.B. Stuart.