dolares dinero

El Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que los republicanos tienen planeado lanzar su propuesta para el próximo paquete de apoyo para la pandemia mañana, con un plan apoyado por la Casa Blanca.

“Estamos preparados para movernos rápidamente”, dijo Mnuchin a reporteros frente al Capitolio ayer, agregando que la nueva ronda de cheques de estímulo de $1,200 llegaría en agosto.

Además, Mnuchin dijo que una de las prioridades del presidente, Donald Trump, es extender el beneficio de desempleo que está a punto de expirar, pero que quiere reducirlo significativamente.

Mnuchin dijo que los $600 semanales adicionales para el beneficio de desempleo, los cuales fueron presentados por demócratas, eran “ridículos” y desmotivan a la gente para regresar a trabajar en medio de la pandemia.

Luego de que los republicanos se reunieron con Mark Meadows, jefe de gabinete interino de Trump, Mnuchin asegura que el presidente “absolutamente” va a apoyar el paquete de apoyo republicano.

Mnuchin dijo que llamó a la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y al jefe de la minoría del Senado, Chuck Schumer, antes de las negociaciones que tienen programadas la próxima semana para resolver el acuerdo.

El jueves, los planes para introducir una propuesta de ley de apoyo republicana de $1 billón, colapsaron luego de que los republicanos protestaron contra la cantidad de dinero y los detalles.

En su propuesta de ley, los republicanos planeaban $105 mil millones para reabrir escuelas, más dinero para pruebas de coronavirus y beneficios para negocios, como préstamos, perdón de impuestos y un escudo para proteger a las empresas de demandas relacionadas con Covid-19.

Mientras que la propuesta de ley presentada por los demócratas hace dos meses, era de $3 billones; incluyendo la renovación del aumento de $600 en los beneficios de desempleo.

La Casa Blanca planea reducir la ayuda adicional a $100 semanales, aunque los republicanos habían dicho que $200. Además, este pago no puede exceder el 70% de lo que ganaba la persona en su último empleo.

Los pagos directos de $1,200 seguirán basados en la fórmula de los cheques de estímulo anteriores. “Sacaremos la mayoría de ellos en agosto y esos van a ayudar a las personas”, dijo Mnuchin.