Río Colorado

ALBUQUERQUE, Nuevo México— Un importante embalse en el Río Colorado ha bajado a su mínimo histórico en un nuevo indicio de la sequía que azota la región del suroeste estadounidense.

El nivel de la superficie del Lake Mead a lo largo de la frontera Nevada-Arizona cayó a 1.071 pies a las 11 pm del miércoles. Ese nivel fue registrado por última vez en julio del 2016 y es 18.5 pies más bajo que hace un año, de acuerdo con la Oficina de Recuperación del Departamento del Interior. Es el nivel más bajo desde que Lake Mead fue llenado en la década de 1930.

"Esperamos que la represa siga declinando hasta noviembre, entonces deberá comenzar a recuperarse", dijo la Patti Aaron.

El nivel del agua afecta la industria de recreación en una de las mayores reservas artificiales de agua en el país. Afecta además la eficiencia de generación de electricidad en la Presa Hoover.

No será usado para determinar las entregas de agua del año próximo a Arizona, California y Nevada hasta agosto, cuando la Oficina de Recuperación emita su proyección oficial. La agencia ha dicho que espera emitir su primera declaración de escasez en Arizona y Nevada.

"La gente ciertamente está preocupada", dijo Aaron. "Uno mira la reserva y es preocupante".

Los niveles de Lake Mead suben y bajan a lo largo del año dependiendo de los patrones climáticos y cuánta agua es consumida o se evapora. Las autoridades proyectan que el nivel del lago caerá a 324 metros (1.064 pies) antes de recuperarse en noviembre, cuando declinan las necesidades de la agricultura, dijo Aaron.