NUEVA YORK — Al tiempo que los casos de coronavirus continúan aumentando en Nueva York, el epicentro del brote en Estados Unidos, el presidente Donald Trump dijo el sábado que considera poner en cuarentena a los residentes del estado y de los aledaños Nueva Jersey y Connecticut. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, indicó que no estaba seguro a qué se refería Trump, pero no "me gusta cómo suena".

Trump dijo a los reporteros en la Casa Blanca que sopesaba la idea de una cuarentena para evitar que la población en el área de los tres estados realice viajes en un corto plazo.

Los 50 estados del país han reportado casos del virus que causa el COVID-19, pero Nueva York tiene la mayoría con 52,000 pruebas positivas de la enfermedad y más de 700 muertes. Aproximadamente 7,300 personas se encontraban en los hospitales de Nueva York el sábado, incluyendo unas 1,800 en cuidados intensivos.

El gobierno federal tiene la autoridad de tomar medidas para evitar la propagación de enfermedades contagiosas entre los estados, pero no queda claro si eso significa que Trump puede ordenar a la gente no salir de los límites estatales.

Trump mencionó las peticiones del gobernador de Florida Ron DeSantis, un republicano abiertamente partidario de Trump y quien ante la llegada de neoyorquinos a su estado en medio de la pandemia les ha ordenado aislarse a su arribo por 14 días.

El presidente aseguró haber hablado con Cuomo, pero el gobernador demócrata señaló que no habían abordado el tema de una cuarentena cuando conversaron la mañana del sábado.

"Ni siquiera sé lo que eso significa, y no sé cómo se puede forzar legalmente y, desde el punto de vista médico, no sé qué se lograría", dijo Cuomo en conferencia de prensa. "No me gusta cómo suena".

Cuomo informó que aplazaría las elecciones presidenciales primarias en el estado del 28 de abril al 23 de junio, cuando el estado planea sostener las elecciones primarias del partido locales y congresuales.

"No creo que sea prudente llevar a la gente a un lugar para votar" en abril, subrayó.

Nueva York se suma a más de una docena de estados que han postergado elecciones. Un pequeño grupo de estados que incluye Ohio, Georgia, Luisiana, Connecticut, Maryland, Rhode Island, Indiana y Kentucky también ha pospuesto sus elecciones presidenciales primarias.