WASHINGTON — Estados Unidos acordó demorar dos semanas su plan de incrementar aranceles a algunas importaciones procedentes de China, informó el presidente Donald Trump el miércoles.

Trump señaló a través de Twitter que la decisión es “un gesto de buena voluntad”.

El mandatario señaló que el viceprimer ministro Liu He solicitó la postergación “debido al hecho de que la República Popular de China estará celebrando su 70mo aniversario el 1ro de octubre”.

Trump ha impuesto o anunciado sanciones a alrededor de $550,000 millones de productos chinos, o prácticamente todo lo que Estados Unidos adquiere de China.

Previamente se le había colocado un gravamen del 25% a $250,000 millones en artículos chinos, mismo que debía aumentar al 30% el 1 de octubre.

En su lugar, Trump anunció que el incremento se postergará hasta el 15 de octubre.