WASHINGTON — El presidente Donald Trump afirmó que si una potencia extranjera le ofreciera “basura” que pudiera perjudicar a su oponente en las elecciones de 2020, estaría dispuesto a aceptarla y no tendría la obligación de advertírselo al FBI.

"Creo que querría escuchar", dijo Trump anoche en entrevista con ABC News y añadió que "escuchar no tiene nada de malo".

El papel del hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., en una reunión en 2016 con una abogada rusa que ofrecía información negativa sobre Hillary Clinton fue uno de los temas de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en la campaña presidencial anterior.

Uno de los aspirantes a la candidatura demócrata en 2020, el exvicepresidente Joe Biden, respondió a las declaraciones de Trump con un tuit: "Una vez más el presidente Trump acoge la interferencia extranjera en nuestras elecciones. Esto no es política. Es una amenaza a nuestra seguridad nacional. Un presidente estadounidense no debería buscar ayuda ni brindarla a quienes buscan socavar la democracia".

Otros aspirantes demócratas, entre ellos los senadores Bernie Sanders, Elizabeth Warren y Kirsten Gillibrand y el exrepresentante Beto O'Rourke reiteraron sus llamados a iniciar juicio político a Trump.

Hace un mes, Trump prometió no utilizar información robada por adversarios extranjeros en su campaña de reelección y aseguró falsamente que no había utilizado esa información en beneficio propio en 2016.

Preguntado por el periodista de ABC News si sus asesores deberían recibir información de Rusia, China u otro país sobre un oponente o bien avisar al FBI, Trump dijo, "tal vez las dos cosas".

"Creo que uno querría escuchar", dijo. "Escuchar no tiene nada de malo. Si alguien llamara de un país... Noruega... tenemos información sobre su oponente, creo que querría escucharla".