Israel Spencer Tunick

Unas personas posan desnudas para el artista estadounidense Spencer Tunick como parte de una instalación en el desierto cerca del Mar Muerto, en Arad, Israel, el domingo 17 de octubre de 2021. Unos 300 participantes tomaron parte en la instalación fotográfica de desnudos diseñada para llamar la atención del mundo sobre la importancia de preservar y restaurar el Mar Muerto. 

Unos 300 voluntarios, hombres y mujeres, se desnudaron y se pintaron de blanco para una instalación artística destinada a llamar la atención sobre el Mar Muerto, que se está reduciendo.

Posaron el domingo para el fotógrafo estadounidense Spencer Tunick, que ha realizado instalaciones similares en otros lugares exóticos del mundo, como la región vinícola francesa, un glaciar suizo y una playa de Sudáfrica. La sesión fue promovida por el Ministerio de Turismo de Israel.

Mar Muerto

Unas personas posan desnudas para el artista estadounidense Spencer Tunick como parte de una instalación en el desierto cerca del Mar Muerto, en Arad, Israel, el domingo 17 de octubre de 2021. Unos 300 participantes tomaron parte en la instalación fotográfica de desnudos diseñada para llamar la atención del mundo sobre la importancia de preservar y restaurar el Mar Muerto. 

"Mi visita a Israel fue una experiencia para mí y siempre me alegra volver aquí y fotografiar en el único país de Oriente Medio que permite un arte como éste", dijo Tunick. Ya realizó una instalación anterior en el Mar Muerto en 2011.

Los voluntarios se reunieron a primera hora de la tarde del domingo. Se desnudaron y embadurnaron sus cuerpos con pintura blanca en el desierto de la ciudad israelí de Arad. La sesión duró unas tres horas, en las que el artista colocó a los voluntarios y la cámara.

Los organizadores esperan que la instalación llame la atención sobre la importancia de preservar el Mar Muerto. Esta masa de agua salada, situada en el punto más bajo de la Tierra, se ha ido reduciendo en las últimas décadas debido a que Israel y sus vecinos han desviado las fuentes de agua aguas arriba para la agricultura.

El Ministerio de Turismo dijo que esperaba que la instalación artística atrajera visitantes a la zona. Israel ha estado cerrado en gran medida a los viajeros extranjeros desde el estallido de la pandemia de coronavirus, pero está recibiendo gradualmente a los visitantes vacunados a medida que el número de casos disminuye.