Vaticano prevé déficit de 50 millones de euros por pandemia

ARCHIVO - Vista de la Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano, 27 de febrero de 2013. La Santa Sede dijo el viernes 19 de febrero de 2021 que prevé un déficit de 50 millones de euros para el año debido a pérdidas relacionadas con la pandemia, pero asciende a 80 millones si se excluyen las donaciones de los fieles y otros fondos.

El Vaticano dijo el viernes que prevé un déficit de casi 50 millones de euros (60,7 millones de dólares) este año debido a pérdidas relacionadas con el coronavirus, cifra que asciende a 80 millones de euros (97 millones de dólares) si se excluyen las donaciones de los fieles.

El Vaticano dio a conocer un resumen de su presupuesto para 2021 que fue aprobado por el papa Francisco y el Consejo de la Economía de la Santa Sede, una comisión de expertos que supervisa sus finanzas. Es la primera vez que publica su presupuesto consolidado proyectado como parte de la campaña del papa de volver las finanzas vaticanas más transparentes y sujetas a rendición de cuentas.

El Vaticano ha tenido déficit en los últimos años, que se redujo a 11 millones de euros en 2019 luego de llegar a 75 millones de euros el año anterior. El viernes anticipó que llegaría a 49,7 millones de euros en 2021, pero lo compensaría con sus reservas.

Francisco quería sobre todo dar información sobre las donaciones de los fieles al Óbolo de San Pedro, consideradas una manera concreta de ayudar al papa en su ministerio y obras de caridad, pero que también se usan para financiar la burocracia de la Santa Sede.

Estos fondos están siendo investigados en medio de un escándalo financiero atribuido a las inversiones realizadas por la secretaría de Estado.

Los fiscales vaticanos que investigan la inversión de 350 millones de euros en un negocio inmobiliario en Londres han dicho que parte de los fondos provinieron del Óbolo de San Pedro. Otros funcionarios vaticanos lo niegan, pero se ha convertido en causa de escándalo.

Francisco ha defendido las inversiones de esos fondos con el argumento de que cualquier buen administrador invierte prudentemente su dinero en lugar de guardarlo en un "cajón".

Según un comunicado del Consejo de la Economía, el Vaticano recibió unos 47,3 millones de euros de donaciones al Óbolo y otros fondos y otorgó subsidios por 17 millones, lo que le dejó un ingreso neto de 30 millones.

Las donaciones al Óbolo de San Pedro han descendido enormemente en la última década. En 2009 fueron de 82,5 millones, en 2008 de 75,8 millones y en 2007 de 79.8 millones. Se atribuye la caída al menos en parte a los escándalos de abusos sexuales y los financieros.

El ingreso operativo del Vaticano decreció el año pasado en un 21%, 48 millones de euros. El año pasado sus ingresos se vieron fuertemente afectados por el cierre de los Museos debido a la pandemia. La mayor parte de la liquidez del Vaticano proviene de los Museos y de sus propiedades inmobiliarias.