Joe Biden

Históricamente el rendimiento del índice bursátil S&P 500 ha resultado ser el mejor encuestador para la presidencia de los Estados Unidos. Si el índice se mantiene en negativo —durante los meses de agosto a octubre—, el triunfo es para el candidato opositor.

Durante el periodo antes mencionado, el S&P 500 se ha mantenido en negativo 0.4%, lo que se traduce, acorde con el análisis de la firma Birling Capital en una victoria para el aspirante demócrata, Joe Biden.

 Se han celebrado 22 elecciones desde que comenzó el S&P 500 y en 18 años de ellos —un 82%— el S&P 500 tuvo un desempeño positivo, cuando un demócrata era presidente y se elegía un nuevo demócrata, el rendimiento total para el año promedió un 11.0%.

“El Rendimiento el S&P 500 ha determinado quien sale electo aun cuando las encuestas estaban equivocadas en 2016. El "predictor presidencial" probado por el tiempo del mercado de valores tenía razón sobre quién ganaría las elecciones. La caída del 2.2% del S&P 500 en los tres meses previos a noviembre de hace cuatro años señaló que el partido en el poder en la Casa Blanca —los demócratas— serían reemplazados. En otras palabras, el mercado de valores predijo que Donald Trump derrotaría a Hillary Clinton a pesar de las encuestas en sentido contrario”, apuntó Francisco Rodríguez, presidente y CEO de Birling Capital.

 Agregó que, “ahora, el mismo indicador el “predictor presidencial”, que depende del desempeño del S&P 500 durante los tres meses desde agosto hasta finales de octubre, ha finalizado su predicción. Con el S&P 500 que está ligeramente abajo -0.04% durante ese período en el último día de operaciones de octubre, el predictor presidencial del mercado de valores, como lo conocen los analistas de mercado, está señalando oficialmente que Joe Biden ganará las elecciones”.

 Con este análisis coincide la encuesta de NBC News/Wall Street, la cual coloca al ex vicepresidente Joe Biden con una ventaja del 10% sobre el presidente Donald Trump.

Los analistas creen que las ganancias en el Dow y el S&P 500 se deben a una elección no impugnada. El mercado de valores está saliendo de su peor semana desde el 20 de marzo a medida que aumentaron los casos de coronavirus, las negociaciones federales de estímulo se desmoronaron y las acciones de algunas compañías tecnológicas se desplomaron tras sus informes de ganancias del tercer trimestre.

reportera