Elysanij

La cantautora exploró la violencia de género en el tema Osito de piedra. >Suministrada

La consternación generalizada por los recientes feminicidios acontecidos en Puerto Rico, se extiende a la cantante Elysanij, quien en medio del lanzamiento de su versión del éxito Killing me Softly, hizo un llamado a las mujeres a “unirnos, valorarnos y no permitir convertirnos en una estadística más. Ni una más, ni una menos”.

La cantante enfatizó en que “si recibes mensajes de acoso, si tienes una pareja que no te da amor, sino palabras soeces, busquen ayuda, griten, no se queden calladas”.

Reveló que no ha atravesado una situación de violencia de pareja, “pero estoy preparada para identificar, reconocer esas banderas de alerta. No hay que pasar esto para sentirte mal al ver que una mujer se nos va y nadie tiene el derecho a morir así”, destacó en entrevista con EL VOCERO.

El tema de la violencia de pareja lo abordó en el corte Osito de piedra, que lanzó en 2016.

“Se pintan como un osito por fuera, pero por dentro son de piedra”, dijo sobre la composición.

En la mira un 'reality'

De otra parte, con Killing me Softly, que canta en inglés y le incluye chanteos en español, busca ampliar su radio de cobertura.

“Pueden ver mi versatilidad. Aunque no sé hablar inglés, sí lo puedo interpretar y pronunciar bien. También estoy tomando clases de inglés, porque no pienso quedarme solo como una artista latina, sino global”, anticipó.

Killing Me Softly se grabó por primera vez en 1972 por Lori Lieberman y al año siguiente fue adaptada por Flack. Mientras que la versión de 1996 de Lauryn Hill y The Fugees, es la más recordada. La idea de que la boricua la grabara surgió tras su participación en La incorregible, con Tempo y el gran parecido de su voz con la de Hill.

“Ha sido un éxito y es un puente para conectar con los amantes del tema, así como con otras generaciones”, puntualizó.

De otra parte, Janielys Maldonado, su nombre de pila, podría participar en un nuevo ‘reality’ de VH1.

“Estamos todavía en pañales, pero es otro sueño por cumplir”.

Mientras tanto, “me he mantenido componiendo, nuevas canciones con mensajes positivos, intentando darle fuerza, empoderamiento a la mujer, tanto en el amor, como en el desamor”.

Aunque en esta etapa enfoca más en el ritmo urbano, “mi esencia es camaleónica y no quiero defender solo un género”, dijo quien también se ha escuchado a ritmo de bachata e incluso de salsa junto a N’Klabe, en Me enamoré como nunca.

Por otro lado, la artista ya ha retomado las presentaciones con público, como fue el caso del Guaya Guaya Fest, en Florida.

“Hay que trabajar, aprender a vivir con lo que está sucediendo (pandemia del covid-19) y mantener todas las medidas”, dijo quien esta semana tiene en agenda la segunda dosis de la vacuna contra el virus.

Editora de ESCENARIO. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. Cuenta con más 15 años de experiencia.