Julio Cesar e hijo

El cantante es padre de Rodrigo Ignaxio, de tres años.>Suministrada

Una promesa musical convertida en un regalo divino. Así describe Julio César Sanabria la llegada a su vida de su unigénito Rodrigo Ignaxio, hace tres años.

“Cantando mis aguinaldos en la promesa de Reyes que hago todos los años, le envío un mensaje de texto a quien es hoy mi esposa y le dije: ‘estoy pidiendo un hijo, que sea varón y tenerlo a los 40’”, contó el trovador sobre su anhelo, que se materializó en julio, cuando Stephanie A Larette, le informó que estaba embarazada.

“Mi hijo llegó como un regalo divino. Le encanta la música. En su Día de logros estuvo conmigo en tarima cantando Regreso al campo, me hizo el coro”, destacó con orgullo en entrevista con EL VOCERO.

Sanabria se describe como “un padre amoroso, sobre protector” y a tono con los tiempos.

“Cuando me criaba era distinto. Mi papá nos daba cariño, pero era muy conservador y estricto en sus planteamientos. Crecí con eso y se lo agradezco, porque me hizo ser el hombre que soy hoy”, reconoció.

Buscará al “papá de la trova”

Un hermano o hermana para Rodrigo Ignaxio, no está en la agenda inmediata.

“Hemos dialogado sobre esa posibilidad, pero no es nuestra prioridad en este momento. Queremos concentrarnos en él, pero tampoco cerrarnos a eso”, admitió.

Mientras tanto, buscará al “papá de la trova” en la segunda edición del Duelo de trovadores, Cuba vs Puerto Rico, a escenificarse este domingo, 14 de junio, a partir de las 4:00 p.m. en el Ballroom del hotel Sheraton del Centro de Convenciones de San Juan.

Por la mayor de Las Antillas dirán presentes Oniesis Gil y Juan Antonio Díaz, mientras que por Puerto Rico, Jonathan Colón y Eduardo Villanueva.

“La trova no está muerta, hay muchísimos amantes de la controversia tradicional que viene de los años de Ramito, de don Luis Miranda y de Chuíto”, puntualizó el también productor.

Sanabria recalcó que el evento no busca un ganador, sino demostrar la vigencia y diversidad de este género milenario.

“No es un duelo para ver quién ganó o quién perdió. Es un duelo de creatividad, de poesía y repentismo”, insistió al tiempo que trazó la línea divisoria.

“Los boricuas tenemos más de 100 tonadas para acompañar la décima, ellos (los cubanos) utilizan una tonada. ¿Cuál es la diferencia? Su décima es más de imágenes y profundidad metafórica y la nuestra es más musical, somos más cantantes”, opinó.

El músico adelantó a este diario que firmó recientemente —a nombre de la Fundación Leopoldo Sanabria—, un “convenio científico, académico y cultural con la escuela de niños repentistas de Cuba, la escuela de décima de Mayabeque”.

Como parte del acuerdo, según explicó, se propiciará un intercambio estudiantil e incluso se filmará un documental.

“Mi sueño es que nazca el primer híbrido (musical) entre estas dos islas, que tenga la profundidad y afinación de los trovadores puertorriqueños… Respeto a los conservadores… pero la décima tiene que evolucionar y la manera de llegar a otras generaciones es fusionando con otros géneros”, señaló.

“No puedo ser tan conservador con la décima cuando está buscando evolución. La décima nació en 1,600”, añadió.

De otra parte, Julio César labora con Ismael Miranda en un tema navideño.

Información y boletos para Duelo de trovadores en Ticket Center, mientras que los interesados en participar del intercambio cultural musical con Cuba, pueden comunicarse al 939-238-6054.

Locations

Editora de ESCENARIO. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. Cuenta con más 15 años de experiencia.

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.