Essined Aponte

La boricua tiene ofertas de actuación en España, Colombia y Estados Unidos. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCEOR 

La meta de la actriz puertorriqueña Essined Aponte “es crear personajes, no soltar texto por soltar”. Su trabajo podrá apreciarse en la súper serie La Reina de Indias y el Conquistador (Netflix), que TeleOnce transmitirá a partir del próximo lunes, de 8:30 p.m. a 10:00 p.m.

La propuesta consiste de 60 episodios con toques históricos y de ficción, pues está contada como una fábula de Disney.

“Retrata todo lo que nos han enseñado desde chiquitos en la escuela, de cómo ha sido la conquista. Puerto Rico tiene todo para enamorarse de esta historia porque tenemos una mezcla cultural grande, que aquí pueden ver esos comienzos. Toda América vivió esa conquista, de alguna manera bruta”, explicó Aponte a EL VOCERO.

En esta trama, que data de 1495, hay amor, traición, acción y venganza.

“Van a ver cómo hubo ese primer mestizaje. Esta indígena vio en este conquistador a un amigo, que la salvó, que se vio reflejado en ella. Es muy bonita esa mezcla y cómo sin poder comunicarse surge el amor”, anticipó.

Según explica, caracteriza al personaje verídico de la india Catalina, a quien se le atribuye la creación de la ciudad de Cartagena de Indias, en Colombia, junto con el conquistador Pedro de Heredia.

“Al principio me costó porque decía cómo van a tomar a una puertorriqueña para un personaje tan importante para los colombianos. Cuando me fui adentrando en la historia encontré mucha similitud porque se ha venido repitiendo por toda América y nosotros (los boricuas) tenemos que tener a una india que se enamoró de un español. Además de que siempre decía que mi abuelo parecía indígena, y digo que tengo mi lado indígena”, contó emocionada.

Este papel marca un antes y después en su carrera profesional.

“Todos los personajes tienen su grado de complejidad y son necesarios. Pero este en particular me dio la oportunidad de reafirmar lo que quiero hacer de mi carrera. Yo creé un personaje que va desde los 16 años hasta los treinta y tantos. Sin maquillaje poder crear cada una de esas etapas según la vivencia del personaje, es un sueño para cada actor”, enfatizó.

Aunque espera que se enamoren del personaje, advierte entre risas “no me odien porque tiene un cambio muy fuerte. Es traicionada, fue criada por españoles y regresa en plan de vengar a su familia, a su tierra y todo lo que le quitaron. Regresa con la malicia que no tenía al principio”.

Sus inicios

Aponte comenzó a desarrollarse en la actuación en 2013, cuando compitió en Nuestra Belleza Latina (NBL). Luego, se mudó a México y estudió en el CEA (Centro de Educación Artística), de Televisa, donde actuó en La rosa de Guadalupe y Tres veces Ana.

“NBL me hizo el chip, entre los retos y los actores de calidad que llegaban a hacerlos con nosotras. Cuando los escuchabas hablar de la pasión por la profesión, te creaba respeto por la profesión. Con cada reto me sentía cómoda no siendo yo. Con 22 años es un proceso donde te estás peleando con el crecimiento, uno no sabe qué quiere hacer y la cámara es un buen escudo”, recordó quien deseaba ser arquitecta.

En el proceso aprendió a llevarse consigo misma y se encontró.

“Ya soy yo, con la ventaja de que puedo crear y tengo muchas personalidades y vidas creadas a través de mí. Aprendí a enamorarme de mí, de mi perfil, de mi esencia y al mismo tiempo aprender de los personajes. Yo me enamoré de la actuación y se lo debo a NBL”, recalcó la joven de 30 años.

Entonces pasó a la serie de Nicky Jam: El Ganador (Netflix) y estuvo en un episodio de la serie S.W.A.T.

Con múltiples ofertas

“Con la india conozco lo que quiero hacer y dónde me quiero desarrollar, ha sido como un salto de conocimiento y de escuela, y de respeto a la profesión. Las series y el cine me gustan mucho, no descarto las telenovelas de donde salí. Pero este formato de las series es donde me siento muy cómoda”, comentó, quien tiene ofrecimientos de proyectos para España, Colombia y Estados Unidos.